Entrevistas, Narración oral, Nota

ENTREVISTA AL GRUPO DE NARRACIÓN ORAL: Entrelazhadas – Narradoras de la cuidad de La Plata, Argentina.

Ellas son las Entrelazhadas: Claudia Branca, Nora Rodríguez y Susana Valdez

Tres excelentes personas y amigas que la vida me puso en el camino, en diferentes momentos de mi vida. Y transitando ese mismo camino ellas se juntaron para formar este grupo muy reconocido en mi ciudad, La Plata.

Docentes jubiladas las tres, pero juntas o mejor dicho EntrelazHadas ahora no paran de contar y contar.

Comenzamos!

Para comenzar esta entrevista me gustaría que cada una se presentara y que nos contaran cómo llegaron a la narración oral.

Soy Susana. Siempre me gustaron los cuentos. Tanto que me los cuenten cómo contarlos. Cuando niña era mi papá, el que me los contaba, llegaba del trabajo con un fascículo de la Fabulandia y, mientras mi mamá cocinaba, nos íbamos a la cama a que me leyera el cuento, la fábula, la leyenda, cuentos clásicos, africanos, orientales, cortos, y en capítulos, que llenaban mi fantasía. Después como hermana mayor disfrutaba, contándoles y creándoles historias a mis hermanos. Luego fueron mis hijos y mis alumnos. Y después hubo una joven narradora , llamada Emilce Brusa, íntima amiga de mi hermana, la que cada vez que nos encontrábamos me hablaba del maravilloso mundo de los cuentos y de su maestro Claudio Ledesma. Fue así que una vez que me jubilé, me acordé de Emilce, de su maestro, de los cuentos…… y aquí estoy.

Soy Nora. Mi relación con los cuentos nace también en mi infancia. Entonces no era común que hubiera libros de cuentos para niños en los hogares, pero una amiga del barrio tenía ese privilegio. Era por eso que cuando algún/a niño/a de los alrededores tenía alguna enfermedad que requiriera reposo, de la casa de mi amiga Tita salía una caja de libros para aliviar la convalecencia. Es por eso que pasé mis infecto contagiosas con sumo placer, escuchando los cuentos que me leía mi hermana. Esa marca indeleble que dejó la literatura en mi ADN se manifestó en la relación con mis hijos y en mis años de docencia, hasta desembocar en este maravilloso oficio.

Soy Claudia, docente y bibliotecaria, ahora jubilada y narradora de cuentos. Por supuesto que como maestra jardinera y mamá, siempre narre cuentos , actividad que me encantaba y disfrutaba mucho. Pero un día en una charla con una compañera de trabajo  me cuenta que una amiga narraba cuentos para chicos y grandes y que recorria muchos lugares, y que había aprendido con Claudio Ledesma. No perdí tiempo, ese día lo busque en las redes y esa misma semana empecé un taller con él y después con otros narradores y me fui perfeccionando. Recorrí un camino que nunca hubiera imaginado, y parte de ese camino tuve el placer de recorrerlo con vos Emilce, conocí muchísima gente y muchos lugares. Y sin querer quede atrapada por la magia y el mundo de la narración oral .

¿Cómo se formó el grupo? ¿Desde cuándo narran juntas? Sus cumpleaños son un clásico, todos los narradores esperamos la fecha del festejo: Nos pueden contar cómo son. De quién fue la idea.

Nos encontramos en el 2012 en un taller de narración oral dictado por Claudio Ledesma. En aquel momento era todo novedad y emoción. Cada cuento era un desafió. Estábamos descubriendo un mundo nuevo. Tuvimos varios maestros y compañeros que impulsaron nuestra idea de formar un grupo. Y fue así como hicimos nuestro debut el 28 de septiembre de 2013 en “La casa de la Trova” en La Plata, con un espectáculo llamado “Al principio era la palabra”.  Desde entonces celebramos nuestros cumpleaños festejando ese lazo afectivo que nos une entre nosotras y nos enlaza a este mundo de fantasías. 

¿A quién se le ocurrió el nombre y que significa para ustedes llamarse así?

De ahí nuestro nombre, ENTRELAZHADAS, que se instaló tras un juego de palabras y de inmediato sentimos que nos identificaba y nos definía.

¿Qué veríamos en escena en uno de sus espectáculos?

Básicamente verían a tres amigas que disfrutan y se divierten en el acto de narrar. Es ese disfrute el que transporta al público a otros mundos, tiempos y situaciones. En el escenario creamos un espacio donde cada elemento, movimiento, juego de palabras, tiene un sentido en la historia que intentamos transmitir en forma coral o individual. 

Un cuento de uno de sus espectáculos: “Abanico de cuentos”.

Cuento coral: La dama del abanico de Marina Colasanti

Las historias que cuentan, ¿Cómo las eligen para incorporarlas a sus repertorios propios?¿Cómo seleccionan los cuentos para cada función? ¿Cómo es preparar los espectáculos?¿Tienen rutinas, “rituales”?

Bueno generalmente, sacando este año tan atípico por la pandemia, nuestro año activo suele iniciarse en marzo. A partir de ahí tratamos de sostener encuentros quincenales, tengamos o no un espectáculo por delante.  Intercambiamos ideas, nos contamos, proponemos. Aquí comienza a manifestarse nuestra diversidad de criterios, gustos y estilos. Esta ausencia de homogeneidad es lo que supimos transformar en nuestra fortaleza. Esa es nuestra materia prima. A partir de ahí amasamos, descartamos, sumamos, cambiamos, debatimos y batimos y finalmente empieza a tomar forma el nuevo espectáculo o propuesta. A veces los cuentos ya están, otras hay que salir a buscarlos en función de alguna temática, como cuando hicimos “Colgadas del perchero”,  donde el eje era la ropa. Entonces, comienzan los ensayos, y aunque excepcionalmente hemos recurrido a la mirada externa para hacer ajustes, somos en realidad, nuestras propias directoras, escenografías, vestuaristas, sonidistas y gestoras de registro fílmico y/o fotográfico. Nuestras rutinas pasan por establecer acuerdos en la división de tareas de modo que ninguna se sienta recargada… y nuestros rituales!!! son un momento fantástico en el que decidimos qué souvenir entregaremos a nuestros espectadores, que obviamente estará realizado por nuestras manos. Los entregamos en cada estreno y en cada cumpleaños, siempre relacionados con la temática que abordamos. Y vamos sumando!!! en nuestro último cumpleaños plantamos un árbol al que llamamos “De los buenos deseos”, que año a año veremos crecer. 

¿Cuál es su público favorito? ¿Por qué?

Nuestro público favorito es ese que escucha, disfruta, se emociona, ríe , llora, con lo que le estamos contando. Claro que a éso debemos generarlo nosotras.

¿A dónde las ha llevado la narración oral? Porque sé que han participado de Festivales y Encuentros de Narración Oral, nacionales e internacionales. Nos pueden contar alguna anécdota o algo de sus experiencias al participar.

Así es de la mano los cuentos hemos concurrido a diversos festivales de narración oral, encuentros, ferias del libro internacionales, nacionales, provinciales. Hemos conocido otros países (Cuba, Perú), hemos recorrido en parte nuestra provincia (Olavarría, Tapalqué. Bahia Blanca. Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell, Mar Chiquita, Hurlingham, Berisso, Florencio Varela, Tigre, CABA), nuestro país (Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, Río Negro). Cada festival, cada encuentro tiene su propia identidad , que lo hace único, pero en todos se cumple el rico ritual de intercambio con otros narradores, con otros estilos, modalidades, que producen un mutuo enriquecimiento y crecimiento.

De la mano de los cuentos recorremos instituciones educativas de todos los niveles y modalidades, hospitales (Hospital de niños “Sor María Ludovica, el H.I.G.A), Bibliotecas populares, merenderos, geriátricos, llevando nuestro cargamento de historias. Lo que más nos gusta es ir las tres , pero no siempre se puede, así que a veces vamos dos o una . Es la posibilidad que nos da ser tres Entrelazhadas .

En este recorrido tenemos muchas anécdotas . Por ejemplo que a una de las tres sufra pánico escénico y no quiera salir al escenario, pero es empujada literalmente por las otras. Y todo sale de maravilla. También en ocasiones alguna de nosotras equivoca el orden de los cuentos planificados en un espectáculo o cambia el nombre de un personaje en un cuento coral. Pero por supuesto todo se corrige y el público no nota los errores.  Pero como gran anécdota podemos contar la siguiente: Nuestra estadía en la bella Cuba estaba llegando a su fin y ése día se producía el cierre del Cuenta Habana 2014. Habíamos sido seleccionadas por nuestro coordinador, Claudio Ledesma, para participar en el último evento. Nos sentíamos honradas de compartir escenario con nuestro profesor y otros narradores de gran prestigio. Después de un intenso día de turismo e intercambio cuentero con narradores locales, llegamos por fin a Pinar del Río, donde ya nos esperaban en un bellísimo teatro. Teníamos el tiempo justo para cambiarnos antes de iniciar la función. En un sólo camarín, chicas y chicos quedamos en ropa interior, haciendo malabares para no vernos, lo que fue inevitable porque las paredes estaban forradas de espejos. Finalmente salimos a escena e hicimos una de nuestras presentaciones más queridas: el micro espectáculo llamado “Tres mujeres Entrelazhadas”. Fue nuestro gran broche de oro.

¿Cómo ven el movimiento de la Narración Oral hoy?

Somos relativamente nuevas en este ámbito (6 años), y somos conscientes de que antes de nosotras y de los compañeros que se iniciaron con nosotras hubo mucha historia. En este momento estamos asistiendo al crecimiento de la narración oral escénica, no solamente en el aumento del número de narradores que año a año se van sumando a esta aventura, sino también en la preferencia del público, donde la narración va ganando terreno. En la ciudad están surgiendo nuevos grupos y espacios dedicados a esta manifestación artística que se intercalan con aquellos que vienen marcando camino; en esto te podemos mencionar a Susana Lino, toda una gestora del espacio de narración en la ciudad. Claramente, la Narración Oral es una actividad artística en crecimiento.

Vemos a muchos narradores contando cuentos por las redes sociales por la pandemia del Covid-19 ¿Qué opinan de narrar a través de las pantallas?

Poder llegar a través de las pantallas es una posibilidad que nos brinda la tecnología y hay que tomarla. En esta particular circunstancia, la virtualidad nos da la posibilidad de brindar alivio y distracción a quienes están transitando el ASPO, muchas veces en soledad. Allí es donde los cuentos cumplen su función terapéutica y nosotras, narradoras, somos mediadoras para llevar ilusiones a quienes sigan las historias por las pantallas. Por supuesto cuando esta pandemia haya pasado, volveremos a la magia de contar mirando a los ojos del otro, que es irreemplazable.

Si alguien quiere comunicarse con ustedes ¿Cómo lo hace?

Para contactarnos tenemos nuestra página en Facebook “Entrelazhadas” https://www.facebook.com/entrelazhadaslp/

Y nuestro canal de youtube: https://www.youtube.com/channel/UCTSYoAyToSeegoW6HD0qHHA

Y para finalizar, un deseo que quieran compartir.

Nuestro deseo : “seguir juntas, contando cuentos y festejando muchos cumpleaños más”.

Muchas gracias queridas Entrelazhadas por sus respuestas. Siempre es lindo ver hacia atrás, para ver el camino recorrido, para seguir andando y continuar recorriéndolo llevando la palabra, los cuentos en cada uno de los espactáculos que seguiremos disfrurando, como en estos seis años. GRACIAS!

Entrevista realizada por Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Coronavirus, COVID-19, Entrevistas, Festivales/Encuentros, Narración oral

Encuentro virtual en tiempo de Covid-19

En esta oportunidad hablé con Germán Jaramillo Duque – Para conocer detalles sobre el 34 Encuentro de contadores de historias y leyendas – Buga 2020, Colombia. Que se llevará a cabo del 20 al 26 de Octubre en estos tiempos de pandemia.

No conozco personalmente a Germán, pero sí por comentarios de otros narradores que han asistido alguna vez a sus Encuentros. También a través de las redes sociales. En estos días veía sus promociones por Facebook del Encuentro, al leer que cambiaba de presencial a virtual le pedí su mail para escribirle unas cuantas preguntas que daban vueltas por mi cabeza y él muy amablemente aceptó contestarlas.

Tiempos virtuales & Encuentro de narración oral.

Comencemos!

¿En qué año comenzó este Encuentro tan reconocido en el mundo de los narradores orales? ¿Nos puede contar cómo surgió? ¿Cuántas personas eran los responsables de la logística del evento? ¿Cuántos narradores asistieron?¿De qué países?

Unos de los primeros Encuentros de Buga.

El encuentro de contadores de historias y leyendas, inicialmente conocido como encuentro regional de contadores de historias y leyendas nació como una estrategia de recuperar la tradición oral en riesgo, como consecuencia del acelerado urbanismo en el que entró nuestro país a partir de los años sesenta, pues a las personas mayores, depositarias de esos relatos, se las estaban llevando a las grande ciudades en las que las condiciones impiden la comunicación permanente. En sus inicios al encuentro solo asistían, en calidad de participantes, personas muy mayores y por eso el área de influencia inicial del encuentro era el departamento del Valle del Cauda, en Colombia. Hacia finales de los años ochenta y promediando los años noventa comenzó a fluir en Colombia un movimiento de narración oral que nos sugirió extender la convocatoria hacia otros lugares del país, permitiendo la presencia de participantes jóvenes siempre y cuando su temario tuviese relación con historias populares y de tradición oral. La primera versión del encuentro en la que participaron narradores orales extranjeros se produjo en el año 1994. En este momento hay cuatro países en América latina en los que la narración oral promete mucho dinamismo, Son ellos: Argentina, Colombia, Cuba y México. Estos países estuvieron en el primer encuentro de carácter internacional. A partir de entonces empieza a llamarse encuentro de contadores de historias y leyendas. A lo largo de 34 años de actividad (hubo un año en el que no se llevó a cabo) han pasado por Buga alrededor de seiscientos contadores de historias de diferentes características. La organización cuenta con una revista digital cuyo objetivo es promocionar la narración oral en todo el continente.

Aquí les comparto el link: www.cirnaola.com

¿Cómo se organizaba hasta el año pasado? ¿Qué características tenía?

El encuentro de contadores de historias y leyendas siempre ha sido presencial, porque uno de sus objetivos fundamentales es la integración. Este es un evento en el que no se promueve la competencia. Cada año la organización selecciona en promedio 22 narradores orales con los cuales se inicia un proceso de integración un mes antes del encuentro, de manera que cuando se realice ya exista una cercanía conceptual entre quienes vienen a participar. 

Este año 2020, comenzó diferente con la llegada del Covid-19 y todo se ha reinventado en el mundo entero. Por ello el 34 Encuentro de contadores de historias y leyendas – Buga 2020 será virtual. ¿Qué ha cambiado en grandes rasgos?

Nos hemos visto obligados a hacer una convocatoria para realizar un encuentro bajo la modalidad denominada virtual, pero cuidaremos los detalles para impedir que sea una muestra rutinaria, pues aparte de que será en tiempo real, cuidaremos que durante los días de desarrollo se den las posibilidades de integración entre los participantes. No será un encuentro masivo, desde el punto de vista de la participación, pues, como en años anteriores, habrá una selección rigurosa de participantes y solo estos podrán participar en los espacios diseñados para las funciones centrales.

¿Tiene financiación y apoyo del Estado de su país? ¿Para qué usaría esos aportes? ¿Para qué público está destinado el Encuentro? ¿Se venden las funciones por Streaming a las escuelas? ¿Se les paga un arancel al narrador que participa? ¿Qué tecnología se utilizará?

El encuentro tiene apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia y del Municipio de Buga, sede del encuentro. Este año los aportes serán usados estrictamente en la compra de tecnología para garantizar una emisión de calidad. Se pretende llegar a público en general, a través de las redes, para lo cual haremos una promoción constante. Las funciones en centros docentes dependerán si para estas fechas ya se han restablecido las labores en dichos lugares. Ninguna función hecha durante el encuentro tiene costo para el espectador. Nunca se paga arancel al participante, porque el encuentro está realizado por una entidad sin ánimo de lucro y el dinero que recauda es estrictamente para gastos operativos. Cuando el encuentro es presencial se ofrece al participante gastos totales de estadía. Como es la primera vez que haremos el encuentro por medio virtual estamos estudiando las opciones de tecnología para seleccionar la que más garantía nos ofrezca de calidad en trasmisión en todos los sentidos.

¿Qué beneficios cree usted que aporta esta modalidad virtual para nuestra profesión? ¿Cuáles serían las ventajas? ¿Qué desventajas cree que produce?

La modalidad virtual es un mecanismo que, a nuestro juicio debe usarse con medida, porque puede producir el mismo efecto automático de la televisión. Debe ser más un medio de promoción que de emisión permanente. La tecnología no cumple todos los requisitos de socialización necesarios para hacer que entre narrador y espectador se produzca un vínculo generador de huella. Haremos el encuentro virtual este año, para no romper la continuidad y el entusiasmo, pero convocaremos a los participantes de esta versión virtual a participar, de manera presencial, en el 35 encuentro de contadores de historias y leyendas en 2021.

Sabemos que habrá selección, como cada año. ¿Qué requisitos deben cumplir los narradores para participar al encuentro?. ¿Qué criterios se toman en cuenta para la selección?

Este año en particular habrá algo nuevo a tener en cuenta. Cada aspirante a participar debe enviar, de acuerdo con la convocatoria, dos videos, uno con una historia popular y otra con un mito o leyenda de su país. El aspirante a participar debe decirnos cómo llegó al mito que envía, porque uno de los objetivos de este encuentro es mantener un espacio abierto para la expresión de la tradición oral. La convocatoria se encuentra en www.cirnaola.com y cierra el 30 de junio. 

¿Qué beneficio cree usted que recibe el narrador que es seleccionado para este encuentro en particular? Porque creo que la riqueza de los Encuentros son los intercambios entre los narradores, el conocer diferentes voces en el convivio, en el estar uno al lado del otro. ¿Cómo se logrará eso desde los virtual?

Lograr un proceso de integración desde lo virtual es un reto, y para enfrentarlo, primero, tendremos un número limitado de participantes, haremos sesiones de reflexión con ellos en tiempo real, e iniciaremos un acercamiento entre ellos, dos meses antes del encuentro, creando una red de whatsapp para que empiecen a interactuar con sus comentarios.

¿Qué condiciones técnicas deberán cumplir los narradores que participen desde sus casas? ¿Se exigirá que los cuentos tengan un tiempo determinado? ¿Se pedirán funciones completas? ¿Cuáles serán los espacios escénicos adecuados para realizar las funciones?

Como en los encuentros presenciales, cada narrador tendrá un tiempo no superior a ocho minutos para contar una historia en el momento que le corresponda. Realizaremos el encuentro durante una semana, para hacer, cada noche, una función tranquila, con una duración no mayor a ochenta minutos, para evitar agotamiento y permitir, además, que todos participen también como espectadores. Si habrá funciones completas, y también dos espacios adicionales, dedicado uno a hacer una jornada de reflexión acerca de la importancia de la narración oral durante la cual cada participante tiene máximo cinco minutos para expresar su punto de vista, y el otro espacio destinado a evaluar el encuentro. La organización espera que cada narrador cuente con las herramientas técnicas básicas para hacer su emisión. Para investigar y decidir sobre ello tendrá más de dos meses. No habrá improvisación en ningún momento. 

¿Cómo trabajan el tema de los derechos de autor al grabar los cuentos?

Nunca consideramos este proceso debido a que no se realiza ninguna actividad de tipo comercial con el material. Cada narrador oral hace mención del origen de su cuento, y se estima que cuando el relato se hace oralmente sufre una transformación que lo libera de pagar derechos de autor. Todo relato, cuando se transforma se convierte en patrimonio general.

Algo más que quiera agregar. Nos podría dejar un deseo que quiera compartir con nosotros. Si gusta puede dejar  la dirección de su página Web o de sus redes sociales. Además del link de la convocatoria para los narradores interesados a asistir, por supuesto

Nuestra misión, que también es deseo profundo, mi querida Emilce, es hacer una integración permanente movimiento de narración oral, para crear conciencia de su importancia como vehículo de primera línea para la protección de la memoria social de nuestros pueblos. Por eso evitamos que el relato sea un medio más de entretenimiento vacío.

Pueden averiguar por nosotros en el grupo CIRNAOLA de facebok, en nuestra página bugahistorias y en nuestra revista digital www.cirnaola.com en la cual podrán acceder a la convocatoria al 34 encuentro de contadores de historias y leyendas

GRACIAS Germán por sus aportes.

Puntuación: 1 de 5.

Entrevistas, Narración oral, Nota

ENTREVISTA A IRMA CASTERAS – Narradora de París, Francia.

Conocí a Irma en el 4° Encuentro Internacional de Narración Oral. “Congresales de la Palabra” que se llevó a cabo del 25 de Julio al 1 de Agosto de 2019 en la Provincia de San Miguel de Tucumán, Argentina. Dónde recorrimos distintos espacios llevando historias a diferentes públicos, invitadas por el grupo de narración: ” TucuCuentos Solidarios”.

Separadas por un océano, pero unidas por la pasión de narrar a viva voz.

Comenzamos!

La entrevista la realizamos a través de compartir mails y por WhatsApp. Que la disfruten!

Para comenzar esta entrevista me gustaría que eligieras un cuento breve que te represente

Este cuento lo llevo contando hace 15 años. Es el cuento de una princesa que nace muy fea, sus padres la esconden detrás de velos, porque les da vergüenza. Cuando la princesa cumple 15 años un hada  dice que puede hacer que la joven sea linda pero con la condición que tenga lágrimas en los ojos. La princesa de la decepción arranca a llorar  y se vuelve bellísima. Pero cuando para de llorar otra vez se vuelve fea. 

Aquí les dejo la narración del cuento favorito de Irma

¿Cuál es para vos el principal objetivo de un narrador oral escénico?

Crear imágenes en la mente del público, para que viajen a un mundo donde todo es posible. Un mudo donde todo acaba bien, en el cual siempre hay una solución. Yo quiero decir a la gente que hay “otros posibles”. 

Por eso cuento cuentos de la tradición oral, cuentos maravillosos como los decimos en Francia. Cuentos de las 1001 noches por ejemplo.  Porque son una concentración de enseñanzas. Su simbolismo universal, han sido construidos tras los siglos de boca en boca, habla directamente al inconsciente.  Además cada uno puede entender y aprender lo que quiera. Ese cuento de la princesa fea que me gusta tanto, hace 15 años que lo cuento y sigo descubriendo nuevas enseñanzas, mensajes, significados escondidos.  Se que en América latina os gusta narrar cuentos de autores de la literatura, para mi no tienen el mismo impacto. Pero tampoco soy “purista”, pienso que una cuentacuentos puede tomar libertades y cambiar ciertas cosas, por ejemplo he cambiado el final del cuento de la princesa fea, porque acabar diciendo que la pobre sigue toda su vida llorando encerrada en una torre, eso no corresponde a mi sensibilidad feminista. En mi cuento ella se libera sola, siendo libre es feliz  y muy bella porque en sus ojos ahora tiene lágrimas de felicidad. No se si tomáis tanta libertad con vuestros cuentos de autores. De cierta forma me considero como autora. 

¿Qué recursos utilizas al narrar? ¿Narras  sola o trabajas con alguien más? ¿Para qué público están destinados tus espectáculos? ¿Dónde los presentas?

Narro para todos los públicos, pero en gran mayoría para los niños.   En Francia solemos montar espectáculos de una hora más o menos y los vendemos así sin posibilidad de cambiar o cortar cuentos. Los pensamos como una obra, a nadie se le ocurre sacar  un trozo de cuadro pintado. Los montamos con un o una directora, con una creación de luces si podemos. Yo tengo varios espectáculos acompañada por un músico. La mayoría de las y los cuenteros en Francia se han organizados en compañías como en el teatro. Presentamos nuestros espectáculos en bibliotecas sobre todo, pero también en teatros municipales, privados, centros culturales, muy poco en escuelas. 

¿Cuántos años hace que trabajas de este oficio de la palabra?¿Cómo comenzaste a narrar? ¿Podrías dejar los link de tu página Web y redes sociales? De este modo,  los lectores podrían  buscarte y seguir tu trabajo.

Comencé hace 20 años exactamente, como amateur. Muy rápidamente pase a profesional, para vivir y dedicarme sólo a montar espectáculos y actuar en ellos. Cuando era joven quería ser actriz pero me di cuenta que no era mi mundo. Luego trabajé en guarderías y con los niños pequeños me di cuenta de que lo que me gustaba era contar cuentos. Como narradora no necesito ser dependiente de un director para trabajar. Eso es lo que me atrajo más, la libertad que da este arte, elegir el tema, escribir el espectáculo, montarlo. En el escenario ser libre porque es mi palabra y nadie me dice cómo tengo que hacerlo. 

Aquí está el link para contactar con Irma.

https://www.danstouslessens.eu

La narradora argentina, Ana Padovani en su libro: “Escenarios de la Narración oral”, plantea que es importante que el narrador encuentre su voz, seguramente en francés la has encontrado fácilmente pero… ¿Cómo es contar un cuento en otra lengua? 

No se que quiere decir encontrar su voz, supongo que quiere decir encontrar su “cuentera”. Es un camino muy largo, no se si lo he encontrado todavía, hay que poder hacer un balance entre ser natural y al mismo tiempo ser narradora en un escenario delante de un público. Es una situación en que tenemos que dejar hacer una parte que es su mismo  y al mismo tiempo no. (No se si me expreso correctamente, me cuesta en castellano). 

Contar en otra lengua es una experiencia extraña, narrar supone utilizar mucho vocabulario y matizar la gramática. Cuando narras en un idioma que no es tu lengua materna te ves limitada, como encerada, porque las palabras justas no te vienen rápidamente, entonces te ves obligada a ir al punto, eres más impactante. La restricción te lleva  a la libertad. Me siento más libre contando en castellano, soy definitivamente, otra narradora. 

 Tu repertorio en español ¿es el mismo que los que cuentas en francés?¿Cómo te apropias de la cultura que atraviesa ese cuento para transmitir emociones, tonos, complicidad con el público? ¿Traduces tus cuentos favoritos o seleccionas cuentos en su idioma original?

 Si, traduzco cuentos de mi repertorio francés, pero los acorto bastante porque no tengo toda la libertad para improvisar como en francés. 

Me adapto al público, por ejemplo se que os gusta mucho el francés y la cultura francesa entonce incluyo detalles de mi cultura, amplío la línea. Soy consciente con mi acento de ser “la francesa” y doy al público lo que quiere, un viaje a Francia.  Traduzco mis cuentos, porque un cuento y una narradora es una historia de amor, tampoco puedes amar docenas de seres ! Por eso tengo un repertorio con pocos cuentos, unos quince para adultos

¿Cómo ves el movimiento de la narración oral en tu país?

En Francia el movimiento como disciplina del escenario empezó el final de los años 70. Todavía somos una disciplina muy joven, nos falta mucho para ser reconocidos en nuestra particularidad. 

Hoy el mundo atraviesa la pandemia del COVID- 19  y debemos quedarnos en casa, entonces qué hacer para generar trabajo, ¿Tienes nuevos proyectos  para este año tan particular? ¿Cuáles y cómo los llevas a cabo?

De momento en Francia no podemos hacer nada, ni siquiera ensayar. Yo no puedo crear en casa, necesito estar en un sitio dedicado, neutro, también necesito trabajar con ayuda de una persona que me vea desde fuera. Explicar cuentos a un muro es la cosa más difícil para mi. Intentamos trabajar un nuevo proyecto con un músico por videoconferencia, pero no es lo mismo. 

 ¿Cómo ves el futuro, piensas que este movimiento que se generó a través de las plataformas (Festivales y Encuentros desarrollados por diversas plataformas online en vivo), ¿continuarán? ¿De qué modo? ¿Tendrán financiación? 

La verdad para mi la narración es un arte del escenario en vivo, es muy aburrido escuchar cuentos más de 5 minutos en vídeo. No pienso que tendremos mucho público para eso. Si perdemos la relación con el público perdemos el alma de nuestro arte. Para mi narrar es estar consigo mismo, con el público y con el cuento a la vez. Estos día grabo vídeos, pero la verdad, no le veo mucho interés. No pienso que continuará esa forma de narración, pero quizás vaya equivocada, jajajaja !

Hablemos de festivales, se que has asistido a muchos. ¿Qué características tienen los que asistes en tu país? ¿Qué diferencias encuentras en los festivales internacionales de Latinoamérica a los que has asistido? 

Antes de criticar quiero decir que cada vez que participo a un festival en Latinoamérica me llevo recuerdos para toda mi vida. Es una suerte poder descubrir e intercambiar con narradoras de culturas distintas. Pero me da pena ver como tratan a los artistas en vuestros países.  Tampoco digo que en mi país todo sea perfecto para los artistas.

En mi país los festivales me compran un espectáculo de una hora, que en su mayoría de la veces, la han visto ya. Te pagan por actuar y por todos los gastos. No entiendo porque en Latinoamérica invitan a tantos narradores al mismo tiempo (15, 20 o más !)  En Francia no se invita tantos, así pueden dar un sueldo, porque todo trabajo merece sueldo. Para mi os explotan ! Es tremendo. Es que la calidad depende también de la profesionalización, y ella surge del hecho de pagar a los artistas para que puedan dedicarse totalmente a su arte.  

Nos puedes contar alguna anécdota, algo que te haya sucedido durante tu participación.

Soy de familia catalana, entonces a veces narrando en castellano, confundo y digo una palabra en catalán. Un día ,contaba un cuento y al momento, me doy cuenta que iba hablando de una “poma y sentía que el público no entendía del todo.Poma es catalán, en español es manzana ! nos reímos mucho. 

 Un deseo que quieras compartir con nosotros.

Volver a contar en Latinoamérica, me enamoré hace dos años de ese continente y solo pienso en volver.  También sueño con invitar a narradoras y narradores latinoamericanos en Francia, por eso trabajo en crear una nueva disciplina : la traducción de cuenteros en vivo por otro o otra narradora. 

Muchas gracias Irma Casteras por tus respuestas. Espero pronto volver a encontrarte personalmente y continuar haciendo lo que tanto nos gusta hacer: NARRAR!

Entrevista realizada por Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.