Hablemos de libros y de cuentos, Literatura, Reseña de libros de todo tipo

Viajar en libros

Les propongo hacer un viaje a través de la magia de la literatura, salir a la aventura sin abrocharnos el cinturón de seguridad pero con toda la emoción que provoca salir a conocer lugares nuevos, o no tan nuevos… ¿Vamos? ¿Me acompañas?

Hay cientos, miles de libros de viaje, pero no todos tienen el poder de hacerte viajar de verdad, sin mover ni un músculo (excepto los oculares, claro). Viajar, me gusta mucho, pero cuando no se puede, (como desde hace más de un año a causa de la pandemia, solo he viajado a través de la virtualidad y la verdad que extraño el preparar valijas, bolsos y mochilas) intento mantener la mente alejada con alguno de estos libros de viajes.

Te voy a compartir tres historias que podrás descargar para leer cuando tengas ganas: una para adultos, otra para jóvenes/adolescentes y una última para los más pequeños. Espero que las disfrutes y por qué no, lo puedas adaptar para poder narrarlos en tus próximas presentaciones.

Las ciudades invisibles – Italo Calvino –

Es un escritor italiano (bueno en realidad, nació en Cuba) pero vivió desde su infancia en Italia. El libro comienza así: «En Las ciudades invisibles no se encuentran ciudades reconocibles. Son todas inventadas», pero no te sientas engañado: ¿hay mejor viaje que el que podemos inventar con nuestra mente?

Gracias a este libro, Calvino te mostrará lugares donde ya estuviste (aunque no lo sepas hasta ese momento), otros donde te encantaría ir y otros que no querrás pisar jamás. Lleno de simbología y enigmas, es una de aquellas lecturas que no son para una vez… En cada nueva lectura puede que descubras (o entiendas) algo diferente. Y ya para rematar la fantasía, el protagonista y narrador es el mismísimo Marco Polo. Vamos, un libro que te va a encantar.

La vuelta al mundo en 80 días – Julio Verne –

Todo un clásico de Julio Verne que no pasa de moda. Cuenta las aventuras de Phileas Fogg, que apuesta a que es capaz de recorrer el mundo en tan solo 80 días, y para demostrarlo emprende su viaje en compañía de su mayordomo. Un trayecto que le llevará por un sinfín de países a los que llegará en distintos medios de transporte. A pesar de ser un libro que data de finales del siglo XIX, los jóvenes disfrutarán de cada uno de los contratiempos del viajero, y además conocerán los distintos monumentos característicos de cada uno de los lugares que visita

La vuelta al mundo – Javier Villafañe –

Un magnífico libro de Javier Villafañe (1909-1996): La vuelta al mundo, es la aventura de un niño intrépido a bordo de su triciclo y las aventuras que corre acompañado por un inmenso zoológico imaginario. Una historia que juega con las acumulaciones de personajes, disparates y toda la magia del magnífico Villafañe que nos muestra el poder que tiene la imaginación.

Ya ves que para ‘viajar’ sin salir de la cuarentena no hace falta abrocharse el cinturón ni poner el respaldo del asiento recto, solo hace falta descargar un buen libro y disfrutar.

Puntuación: 1 de 5.

Hablemos de libros y de cuentos, Narración oral, Narrar a la primera infancia, Nota, Reseña de libros de todo tipo

Reseña de libros

Para inagurar esta nueva sección “Reseña de libros” he elegido uno que esta en mi biblioteca acompañándome desde el siglo pasado, si así, como leen. Sus páginas están amarillentas y gastadas de cada relectura, tiene algunas hojas sueltas, también algún que otro papelito marcando la página que seguro deseo volver a leer en otro momento y subrayados con lápiz de grafito y lápices de colores, porque a pesar que lo he comprado en el año 1986 sigue vigente hasta hoy.

El arte de narrar – Un oficio olvidado de Dora Pastoriza de Etchebarne

Primero quiero presentarles a su autora.

Nacida en 1917, Dora Pastoriza de Etchebarne realizó un trabajo incansable dentro de la pedagogía de todos los niveles de enseñanza, centrándose fundamentalmente en la valoración de la palabra, el desarrollo de la literatura infantil y la narración oral.

     Doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de Buenos Aires, le dio un impulso sin igual a la incorporación de la Literatura Infantil dentro de la formación docente, creando el área especializada para los Profesores de Letras dentro del Instituto Summa. Ya desde 1958 se dedicó a la narración oral, un campo muy poco transitado en ese entonces, y creó junto a Martha A. Salotti el primer Club de Narradores (1960) del cual luego nacerían otras agrupaciones, tanto en el interior del país como en el resto de Latinoamérica.

      Desde 1980 fue la Rectora General del Instituto SUMMA, hasta su fallecimiento en 2000. Su particular empeño en la necesidad del desarrollo expresivo de los niños a partir del encuentro con el libro y el placer de escuchar un relato, fue reconocido por sus pares y marcó el sendero para que el Instituto Summa fuera “la casa de la palabra”.

Vamos al libro

Cada página está impregnada de experiencia y reflexión. Quiero compartirles una de las primeras páginas porque es una joya divina.

PRESENTACIÓN

Este libro es un intento de rescatar del olvido la vieja costumbre de contar cuentos a los niños.

Para ello, busca hacer sentir el valor de la narración como caja de resonancias telúricas que prolonga la infancia de los hombres _ la enriquece y embellece_ estableciendo entre ellos un vínculo de misteriosa comunicación.

Sólo quien haya ejercido este viejo menester, quien haya visto los restros transfigurados de los oyentes _niños y adultos _, y haya sentido vibrar de emoción sus corazones ante el impacto del “Había una vez…” , puede dar fe de lo que este acto mínimo de confraternidad, tiene de esencial y profundo.

Por ello, no ha de verse en nuestra fervorosa defensa de la narración, una actitud sentimental desubicada del momento presente. Todo lo contrario: para nosotros “el presente no es más que un punto de contacto entre la línea del pasado y la del porvenir”, no hacemos más que “mirar lo antiguo con ojos nuevos, como una forma de comprender el mañana”.

Entendemos pues, que quien afronta con seriedad la problemática de la literatura infantil- juvenil _ y dentro de ella, la crisis actual de la lectura _ habrá de volver sus ojos al poder de la palabra oral, medio de comunicación ancestral silenciado por el avance tecnilógico.

Dora Pastoriza de Etchebarne. Buenos Aires 1983

Como ven sigue tan vigente que invita a seguir leyendo una y otra vez. Seguramente podrán encontrarlo en alguna biblioteca o como yo, lo tendrá algún docente que seguro se lo prestará para su lectura.

En el libro encontramos los siguientes capítulos:

  • Valoración de la palabra:       
    • Imagen e imaginario
    • Palabra y comunicación
    • Valor de la imagen propia
    • Comunicación y soledad
    • Terapéutica de la palabra
  • Referencias Históricas
  • Didáctica de la Narración:
    • Ejercicios previos
    • Condiciones del cuento a narrar
    • Recreación del cuento (lit y folk)
    • El momento de narrar
    • Ubicación—voz—gesto—ademán
    • La narración en diferentes ámbitos
  • Proyección de la Narración.

El arte de narrar se constituyó en bibliografía de consulta importante para todos los que nos acercamos al arte de narrar: narradores orales, autores de otros abordajes teóricos sobre narración, que felizmente ya hay, pero no podemos ni debemos dejar de valorar que fuera pionera en este oficio no tan olvidado. 

Importa valorar a los que nos marcaron este camino, los que nos dejaron huellas en este arte de narrar.

Para ir cerrando la nota rescato los ejercicios previos del narrador, además de las formas de recreación del cuento folklórico y del cuento literario.

Pero sobre todo el primer capítulo sobre la valoración de la palabra. Porque un buen narrador sabe que ningún cuento es inocente y hay que seleccionar muy bien el repertorio que se va a narrar a viva voz.

Puntuación: 1 de 5.