Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

¿Qué título le pondrías?

Narrando en el programa de radio: Cuentos en el aire.
Foto del relato

Ella llegó una mañana, con su vestido de lanilla beige, sus zapatos de gamuza marrón, sus trenzas enroscadas sobre las orejas y una boina que le caía del lado derecho de la cabeza. Llegó con su equipaje lleno de chucherías y de sueños. Traía con ella una carta escrita con letra de mujer y unos papeles arrugados dando cuenta de su filiación. Tenía apenas unos catorce o quince años. 

Mi padre la hizo pasar a su estudio y allí se encerraron por varias horas. 

María, ese era su nombre. Era fruto de un amor de adolescencia. Mi padre, su padre, nunca supo de su existencia hasta aquella mañana. 

¿Cómo contar esta verdad sin herir a la familia? ¿Qué hacer con tantos datos tan bien contados por María? ¿Cuál sería la forma de proceder en estos casos? 

Nuestro padre salió como un rayo, dejando a María dentro de la habitación sentada en uno de los sillones junto a la biblioteca más alta del estudio. 

Mi hermano y yo entramos  para hablarle. La muchacha era tan linda que llamaba nuestra atención. La adolescente aguantaba  la angustia en silencio con la vista clavada al piso de madera. María, había decidido no hablar. Guardar silencio hasta que los ánimos se calmaran.

En la cocina se escucharon voces crispadas. Luego un fuerte portazo.

Desde ese día nada fue como antes. Convivir con una nueva integrante en la familia era complicado. 

Recuerdo que aquella noche todo fue distinto. La oscuridad lo cubría todo. Solo se podía ver algo a través del reflejo de la luna que entraba por la ventana.

En el piso de la cocina vi los trozos de la vajilla hecha añicos.  Escuché que  el agua de la canilla goteaba con un sonido rítmico, penetrante. Noté que el mantel de la mesa colgaba de un lado y del otro acariciaba el suelo. Sentí un escalofrío que me recorrió la espalda. Me quedé por un momento inmóvil, pensando, imaginándome horrorizado lo que había pasado allí. Busque la llave de luz y la accioné.   

Lo encontré tirado en el piso con un hilo rojo que le recorría la frente y terminaba en un gran charco oscuro debajo de la cabeza. Al otro extremo, la asesina sentada en una esquina con el mazo de picar carne entre sus manos y su vestido salpicado de sangre.  Pensaba que era María, pero no, era  su esposa, mi madre.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Hablemos de libros y de cuentos, Literatura, Narración oral, Nota

Llega la Maratón Nacional de Lectura 19° Edición

Fundación Leer se prepara para una nueva edición de la 19.a Maratón Nacional de Lectura

Cada mes de Septiembre en Argentina llega la invitación para participar de la Maratón Nacional de Lectura dónde narradores, libros, autores, ilustradores, docentes, bibliotecarios, niños, jóvenes y adultos nos encontramos para disfrutar de miles de historias. A mi me toca viajar virtualmente hasta el Colegio Inmaculada Concepción en la cuidad de Adolfo González Chaves, en la provincia de Buenos Aires donde nos encontraremos el 24 de Septiembre, al calor de los cuentos. Hace unos años los visité personalmente, esta vez lo haré a través de las ventanitas de la virtualidad. Estoy feliz… Pero les cuento un poco más de este evento nacional, porque quizá también ustedes se pueden anotar para participar. ¡Suerte!

El 24 de septiembre llega una nueva edición de la Maratón Nacional de Lectura de Fundación Leer. Todo está preparado para que chicos y chicas de todas las edades puedan disfrutar, desde sus instituciones o desde sus hogares, de talleres y actividades con autores, ilustradores y referentes del mundo de la literatura. También encontrarán libros digitales gratuitos para todos los gustos.

Fundación Leer presenta una nueva edición de la Maratón Nacional de Lectura: será el próximo 24 de septiembre bajo el lema Relatos se oyen al pasar. La literatura en boca de todos. Una nueva celebración para comunicar la importancia de la lectura en la formación de niños y niñas.

En esta renovada edición, chicos y chicas podrán acceder de forma gratuita a una plataforma virtual, segura y de fácil uso, donde encontrarán una dinámica agenda de actividades con reconocidos autores e ilustradores. Cada institución participante podrá organizarse para que los chicos y chicos disfruten de todas las propuestas generando instancias tanto presenciales como virtuales.

Las instituciones –escuelas, centros comunitarios, centros de salud, entre otras- que se sumen a la Maratón podrán acceder a más de 100 libros digitales en línea de los más reconocidos autores y editoriales que estarán disponibles para leer durante toda la semana del 24 de septiembre.

¿Cómo participar? Las instituciones interesadas en ser parte de esta gran celebración ya pueden inscribirse en: https://t.co/spNM93QTd7

Al registrarse, recibirán una Guía de Actividades y días antes de la Maratón un link para conectarse a las actividades virtuales.

En 2020, más de 10.000 instituciones se sumaron a la Maratón. Este año, Fundación Leer ya comenzó a prepararse para potenciar lo mejor de esta celebración y acompañar a las instituciones en este camino.

Espero tus comentarios si llegas a participar. Estoy segura que será una fiesta de la palabra.

Puntuación: 1 de 5.

Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

Ilusión

Relato de la serie FotoNarrativa. A partir de una foto he escrito la historia.
Foto del relato: Ilusión

Alba acababa de cumplir los treinta y ocho y no encontraba el amor. Lo buscaba en distintos espacios, hasta en los más raros e insólitos, pero nada, no aparecía ningún hombre en su vida. Una prima lejana le aconsejó que consultara con una bruja, bueno, en realidad con una señora que leía  la borra del café. Alba se resistía, no creía en esa cosas. Pero los días, los meses pasaban y ella seguía sola. Todas sus amigas ya estaban en pareja, hasta algunas tenían varios hijos. Ella quería encontrar a alguien para compartir su vida, estaba harta de ser la solitaria, la solterona, la tía postiza de los niños de sus amistades.

Una mañana mientras tomaba su café, cómo lo hacía siempre, se acordó de la conversación de aquel día y se decidió. Total, ¿Que tenía que perder? ¿Y… si ganaba?¿Por qué tener miedo? Agarró el celular, buscó entre sus contactos el teléfono de esa parienta lejana y llamó.

    —Hola —la voz ronca de su familiar sonó del otro lado.

    —Si! ¿Juanita? Soy Alba. ¿Cómo estás?

    —Ah, hola, bien, muy bien. ¡Qué sorpresa!  Y… ¿Vos? ¿Todo bien?

   —Acá ando, no tengo mucho que contar…Pero.. Bueno en realidad te llamo para pedirte algo.

    —¿Qué necesitas?

   —Vos la otra vez me hablaste de alguien que lee la borra del café. ¿Te acordás?  Me podrías pasar su número.

   —¡Sí, claro! Es excelente, no sabés, hasta ahora todos los que la han consultado han quedado chochos. Bueno te paso el contacto por whatsApp así te queda para siempre.

   —Buenísimo. Gracias Juanita. Te mando un abrazo y espero verte pronto. —No era verdad, ella no tenía ninguna intención de verla pronto.

   —Yo también… dale. ¡Mucha suerte! Y espero que me cuentes como te fue cuando nos encontremos…  o me llamas ¿Sí?. Quiero estar al tanto. Bueno Alba. Que sigas bien. Chau.

   —Chau, gracias. —Y cortó.

El mensaje de WhatsApp le llegó enseguida. Agendó el nuevo número y a la tarde llamó. Estaba ansiosa, un poco nerviosa, nunca había hablado con una vidente. Era raro. Pero ya estaba jugada.  “No pierdo nada”, se decía para calmarse y convencerse al mismo tiempo.

*****

Marlen, la mujer que hacía cafeomancia, la citó un jueves a las 19 hs en un barrio alejado de la ciudad, pegado a un arroyo. 

Alba llegó con un poco de miedo, tocó el timbre en esa casa despintada y espero. Escuchó los ladridos de unos perros y el sonido de la llave al girar, entonces se abrió la puerta. Delante de ella vio a una señora de unos setenta y pico con una túnica de seda y un turbante en la cabeza. Alba no sabía si reírse o salir corriendo para volver a su casa. Pero la mujer le tomó la mano y la hizo entrar. Inmediatamente la llevó a un cuarto que olía a sahumerio viejo mezclado con olor a humedad y la hizo sentar en una silla al lado de una mesa redonda de madera. La vio salir y volver a entrar con una bandeja plateada, sobre ella traía una taza y una  cafetera de porcelana. Se sentó del otro lado de la mesa y le sirvió el café. Le pidió que lo bebiera y Alba obedeció, el café sabía a quemado, estaba espeso y amargo. Luego dio vuelta la taza sobre el platito de porcelana mientras recitaba algo con los ojos cerrados. Alba no terminaba de entender qué decía esa señora. Empezó a transpirar pero se quedó ahí, observando expectante. Cuando Marlen terminó el mantra, dio vuelta la taza y empezó a leer.

   —Veo un campo donde hay un gran árbol rodeado de animales…  Caballos. muchos caballos y un ojo de un hombre que está observando, te está viendo, Alba. ¡Sí! Está más cerca de lo que vos crees. Tenés que ir vos por él. Te está esperando. 

Esas fueron las palabras. La visita le salió más cara de lo que pensaba… pero bueno, si era para encontrar al amor de su vida, valía la pena pagar lo que sea.

Se fue manejando pensando en lo que le había dicho Marlen y en  los billetes que dejó en esa casa. 

Desde ese día Alba inició su búsqueda  por Google. No dejó de marcar en su calendario cada fiesta rural  o festival de campo. Comenzó la peregrinación por diferentes pueblos y pueblitos. Todos los fin de semana no dejó de preparar el bolso y salir a un lugar distinto por toda la provincia de Buenos Aires. Todavía no encontró ese ojo que la busca… pero ella no pierde las esperanzas. Mientras tanto ha conocido lugares maravillosos, comido asados exquisitos y ya es una experta en caballos.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Hablemos de libros y de cuentos, Literatura, Narración oral, Nota

La matemática en la literatura

Esta nota nace de las sugerencias de temas que han propuesto los que se anotaron en el Seminario Gratuito Online “El humor en la literatura infantil”, de la Escuela de narración oral: Voz y cuento – Arte al narrar. Al día de hoy lo están realizando más de 300 personas de diferentes lugares del mundo y de distintas provincias y ciudades de la Argentina. Así llegó desde México, por sugerencia de Michael Navarro Hernández, este tema: La matemática en la literatura. Me ha parecido un tema interesante para comenzar a indagar y aquí la nota.

“La matemática posee no sólo la verdad, sino belleza suprema; una belleza fría y austera, como una escultura, sin apelación a ninguna parte de nuestra naturaleza débil, sin la hermosura de las pinturas o la música, pero sublime y pura, y capaz de una perfección como sólo las mejores artes pueden presentar. El verdadero espíritu del deleite, de exaltación, el sentido de ser más grande que el hombre, puede ser encontrado tanto en matemática como en la poesía”.

Bertrand Russell

Arte y ciencia: Literatura y Matemática.

¿Existe una relación entre el arte y la ciencia?¿Hay en la literatura nociones matemáticas? Son preguntas que me hice al recibir la sugerencia de Michael y sí, encontré respuestas. Empecemos a definir a la literatura y a la matemática:

 ▓  La Literatura  es una forma de arte. En todos los tiempos la humanidad tuvo necesidad y deseos de contar su vida y experiencias, tuvo la necesidad de transmitir su sabiduría a los más jóvenes para conservar así sus tradiciones y su idioma. Siempre ha existido una literatura de transmisión oral. Ciertamente esa fue la primera que existió. En tiempos antiguos, cuando las personas no sabían escribir y leer, la literatura oral tenía gran difusión entre las gentes.

▓  La Matemática  es la disciplina que, mediante el razonamiento deductivo estudia las propiedades de los entes abstractos, números, figuras geométricas, etc., así como las relaciones que se establecen entre ellos. Nos permite conocer las cantidades, las estructuras, el espacio, las relaciones, los cambios cuantitativos y cualitativos…

El sistema numérico aparece frecuentemente en los cuentos y poemas de la literatura infantil y juvenil. Pensemos en cuentos como” Los tres cerditos y el lobo”, “Los siete cabritos”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “101 Dálmatas”, “Las Tres Mellizas”, y en poemas y juegos como: “Los diez perritos”, “En una cajita de fósforos” de la grandiosa María Elena Walsh “Los número enamorados” de Liliana Cinettto en su libro “20 poesías de amor y un cuento desesperado, de Editorial Atlántida, y podríamos nombrar muchas más entre muchos otros autores.
También con mucha frecuencia aparecen las relaciones espaciales, la forma, el tamaño, la comparación (no olvidemos que la Matemática depende, como ya sabemos, tanto de la lógica como de la creatividad)

Características entre la literatura y la matemática

Las características más generales de la Literatura y la Matemática pueden resumirse en que:

  • Ambas contribuyen al desarrollo de la creatividad y la imaginación.
  • Ambas ayudan a organizar y disciplinar el pensamiento lógico.
  • El lenguaje literario se embellece y enriquece con el lenguaje matemático, y viceversa.
  • Ambas hacen uso de una cierta precisión del lenguaje, pues tanto el lenguaje matemático como el literario son especialmente precisos.
  • En la Literatura hay predominio de la función poética del lenguaje: Siempre se propone interesar al receptor tanto en el mensaje, como en su forma. La Matemática también pretende interesar al receptor por la forma y por el mensaje que envía.
  • Ambas se valen del valor expresivo de las palabras. Al significado concreto de las palabras, se le añaden otros de tipo subjetivo, que las hacen más ricas por su contenido.
  • Ambas emplean recursos estilísticos o figuras retóricas. Son recursos por los que la lengua adquiere mayor expresividad o se despierta una mayor atención hacia lo que se está diciendo. Ejemplos: comparaciones, imágenes, entre otras.

Cuentos y matemática

Los cuentos tienen matemáticas, como la vida misma. Empezamos con el inicio y los tiempos “Había una vez…” el pasado, el presente y el futuro. El paso del tiempo, las secuencias temporales…

Pero los cuentos tiene su función, la más importante, disfrutar de su lectura. La narración oral (mi preferida) donde los niños imaginan cómo son los personajes, los espacios, los colores… Ahora bien en casi todos los cuentos encontramos contenidos matemáticos, que ayudan a los niños a descubrir los números, los tamaños, las formas, a desarrollar conceptos espaciales y temporales, entre otros. A partir de la narración oral o cuando leemos un cuento ilustrado, los contenidos matemáticos van formando parte de la narración o la ilustración y los niños van adquiriendo estos a partir de la escucha y la conversación natural sobre lo que se ha leído.

Hoy en día tenemos gran cantidad de álbumes ilustrados que puedes encontrar en bibliotecas o librerías.

Matemática en la literatura universal

Es posible encontrar textos de consagrados escritores que tienen referencias matemáticas. Escritores como Julio Verne, Edgar Allan Poe, Jorge Luis Borges, Fiodor Dostoievski, Miguel de Cervantes y muchos más, por citar algunos. ¿Te viene a la mente algún título? Estoy segura qué si. Sino pregunta a tu bibliotecaria o librero amigo que seguro te dará una larga lista de estos libros.

Los libros de Adrián Paenza: Matemática en todo y para todos.

Para ir cerrando la nota no quiero dejar de presentar al matemático y periodista argentino Adrián Paenza que es sin lugar a dudas uno de los mejores comunicadores y popularizadores de la matemática en el mundo. Los libros de Paenza contienen historias, anécdotas, reflexiones y problemas, muchos de ellos relacionados con diferentes aspectos de la matemática que se pueden encontrar en situaciones de la vida cotidiana. Estos libros continúan una muy larga tradición en matemática recreativa y divulgación iniciada en la antigüedad, donde algunos autores difundían sus ideas y las ideas de sus maestros a través de desafíos y problemas.

Seguramente en otras notas seguiré hablando y profundizando sobre este tema o quizás lo continuaré a través de un video en el canal de YouTube Voz y cuento – Arte al narrar porque hay mucho más por decir y ver. Y muchísimos cuentos por descubrir.

Puntuación: 1 de 5.

Entrevistas, Nuevos autores

ENTREVISTA A NATALIA CARNALES – Escritora de fantasía oscura y terror.

Ella es Natalia Carnales escritora de  Asturias, España

Conocí a Natalia a través de nuestros blogs ya que ambas comenzamos a leernos e intercambiar “Me gusta” en las publicaciones. Me llamó la atención su forma de escribir y el género que aborda tan extraordinariamente. La busqué por Instagram y me atreví a enviarle un mensaje privado solicitando realizar una entrevista con el fin de que muchos narradores y lectores la puedan descubrir también. Enseguida me respondió “SI” y aquí estamos, yo en Argentina y ella en España, pero la distancia no existe en estos tiempos, al contrario la tecnología nos acerca… Qué la disfruten y sobre todo que se acerque a sus libros y sus escritos, no digan que no les avisé.

Ella escribe fantasía oscura y terror.

Comencemos!

Cuéntanos quién eres y de qué lugar del mundo nos escribes.

Mi nombre es Natalia Carnales y me encanta escribir, especialmente fantasía oscura y terror. Vivo en Asturias, España junto a mi familia y mis dos gatos, Noa y King.

Mi actividad como escritora se ha desarrollado en la narrativa breve, publicando muchos de ellos en antologías como Diversidad Literaria o Letras con Arte, donde mi relato Noche sin luna (2018) consiguió el título de tercer finalista. También publiqué mi cuento Nochevieja (2020) en la antología Relatos de año nuevo muerto. Recibí el primer premio en el concurso Relatos legendarios de la Editorial Ciudad Gótica y Diario Tinta Nova de Argentinacon mi relato Luna llena (2021). Además, he realizado varias contribuciones con radio Panam, México, en su programa Antología Literaria, colaboraciones en radio Creadores Emergentes de Venezuela y audios relatos en Ivoox a cargo del locutor Antonio Soto Patiño. Actualmente la Revista Necroscriptum de México llevó mis relatos Culpable y Margaret a cómics. Todos ellos los podéis leer en mi blog.

He perfeccionado mi estilo en varios cursos en Escuela Cursiva del grupo editorial Penguin Random House. Cómo un máster de escritura y narración en la Sociedad Española de Formación y otro en Escritura para Guionistas y Dramaturgos en Internacional Open Academy.
Soy autora del libro ilustrado de relatos cortos Reflexus: El mal se esconde en la oscuridad (2020) y de la antología Relatos y otros cuentos (2021). Actualmente me encuentro trabajando en mi primera novela que pronto verá la luz.

¿Recuerdas el primer libro que leíste? ¿Y la primera historia que escribiste?

Leo desde muy pequeña. En mi familia siempre se fomentó la lectura de muchas maneras, una de ellas eran las visitas asiduas a la biblioteca, donde siempre salía con algún ejemplar prestado para casa. Por ello, es muy difícil recordar un título en particular de mi infancia. Ya de preadolescente, si tengo presente la primera novela que me marcó y fue un ejemplar de La casa de los espíritus de Isabel Allende, que encontré por casualidad en las estanterías de mi padre. De aquella yo tenía doce años.

La primera historia que escribí fue Nasha, exactamente hace tres años y hoy en día forma parte de mi libro Reflexus.

¿Quién es tu escritor favorito? ¿Por qué?

Tengo varios escritores favoritos. Uno por supuesto es Stephen King, me encanta su manera de narrar y las profundas descripciones de sus libros. También me gusta John Saul, por la impresionante habilidad que tiene para generar suspenso y hacer sentir al lector miedo. Y no puedo olvidarme de Anne Rice, con esa facilidad terrible que posee para hacernos viajar en el tiempo y envolvernos en una atmósfera oscura.

¿Qué personaje de un libro te hubiera gustado conocer o crear?

Wow, la lista puede ser muy grande. Me encantaría conocer a Lestat el vampiro de Anne Rice, también a Dorian Grey o Crowley el diablo de Good Omens de Terry Pratchett y Neil Gaiman. Ahora si hablamos de crear, me hubiera gustado dar vida a Joe Goldberg del libro You de Caroline Kepnes.

¿Qué libro te ha influenciado en tu trabajo como autora?

Todos los que he leído. Soy una amante de la literatura en todas sus formas. Adoro tanto las novelas de Jane Austen o de Charlotte Bronté como me apasiona Mary Shelley o Oscar Wilde. Me desvelo con Robin Cook, Amanda Stevens o Thomas Harris.  Cada libro que leo, de una manera o otra me va influenciando en mi trabajo como escritora.

¿Qué te llevó a escribir?

La necesidad de contar lo que pasaba por mi cabeza fue lo que realmente me llevó a comenzar este viaje. Me gusta crear y escribir, me ayuda a desconectar, me siento libre y me deja volar. Me encanta viajar en el tiempo y así es como me lo puedo permitir. Además, me limpia mi mente de ideas.

¿Cuál es tu género favorito al escribir tus historias? ¿Qué te atrapa de este género?

Escribo fantasía oscura y terror. Estoy plenamente enamorada de los ambientes góticos y lúgubres. Estos géneros nos separan de lo cotidiano, de la normalidad y nos unen en sentimientos colectivos, como el temor. Además, me encantan los personajes antihéroes y es una de las grandes características de la fantasía oscura.

Alguna manía a la hora de escribir.

Quitando mi libreta de apuntes, con garabatos, gomitas, pegatinas, fichas de personajes y esquemas. Tengo varias, pero lo más habitual es que me gusta escribir de noche y estando sola, a excepción de mis gatos. Leo en voz alta todo lo que tecleo. Suelo comer Mentos de frutas y de fondo me gusta tener Crónicas Vampíricas o True Blood en la televisión.

Tu primer libro fue … ¿Cuándo lo escribiste y de qué trata? ¿Quiénes son sus personajes?

Mi primer libro es Reflexus: El mal se esconde en la oscuridad y se publicó el año pasado en Amazon. Son seis relatos ambientados en diferentes épocas con un nexo en común y en una colección ilustrada. Están protagonizados por seis mujeres luchadoras y reivindicativas. Aquí dejo la sinopsis: 

Seis mujeres…

Seis historias…

Cada una de ellas con su propia lucha

y un plan macabro a la espera.

Una inquietante recopilación ilustrada

de relatos cortos que cobran vida en un

viaje en el tiempo con un mismo propósito: Venganza.

Cuéntanos de tu blog: ¿Cuándo nació? ¿Qué vamos a encontrar en él?

Mi blog nació junto con mi cuenta de Instagram. Allí encontraréis todas las novedades que voy trayendo, entrevistas, nuevas publicaciones, colaboraciones. Además de audios relatos, booktrailer de mis libros y cada quince días os dejo un relato corto para leer gratis.

Por último, puedes dejarnos algún link de contacto.

Instagram https://www.instagram.com/nataliacarnalesautor

Amazon https://www.amazon.es/Natalia-Carnales/e/B08BXPFQ7D

YouTube https://www.youtube.com/channel/UCYFT5RI7Pr_tbPQD1JOfBvA

Twitter https://twitter.com/nataliacarnales

Facebook https://www.facebook.com/profile.php?id=100071531310188

Aquí les presento sus libros

Reflexus (1° Edición – Tapa blanda)
Relatos y otros cuentos
Reflexus (2° Edición – Tapa dura)

Muchas gracias Natalia por tus respuestas. Que tus libros y relatos continúen haciendo camino. Que sigas creando estos mágicos mundos llenos de fantasías oscuras y terror para atrapar a muchos lectores, enfrentándolos al miedo. Porque la vida sin libros sería como navegar sin rumbo. ¡GRACIAS!

Entrevista realizada por Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota, Referentes de la narración oral

Ana Padovani

Referentes de la narración oral – Narradora Argentina

Si vives en Argentina seguro has escuchado hablar de la narradora Ana Padovani . Ella imparte talleres donde realiza la supervisión artística a narradores y espectáculos de narración oral escénica. Es miembro de la comisión organizadora de los “Encuentros de narración oral” que se realizan en la Feria del Libro de Buenos Aires y donde coordina el “Espacio de narración de cuentos” en dicha Feria. Una verdadera referente con una basta trayectoria. He tenido la posibilidad de conocerla a través de sus libros, participando en los “Espacios de narración de cuentos” en la Feria del Libro de Buenos Aires y en alguna despedida de fin de año, organizada por otra gran maestra Maryta Berenguer. También nos hemos cruzado dando talleres en Universidad Nacional de General Sarmiento, dentro del XVIII Encuentro de Bibliotecas del Noroeste del Conurbano Bonaerense, organizado por la UByD. ¡Comencemos!

Ella es Ana Padovani

Pequeña biografía

Ana es Maestra, Profesora de Música y Lic. en Psicología. Su vocación por el arte la llevó a encontrar en la narración de cuentos la manera de reunir sus intereses y búsquedas. Siendo una de las pioneras de este arte en la Argentina, en el año 1989 viajó a Francia donde se nutrió con sus más destacados narradores.

Representó a la Argentina en los festivales de narración de Río de Janeiro y San Pablo (Brasil), Montevideo (Uruguay), Guayaquil (Ecuador), Sicilia (Italia), Tenerife (Islas Canarias), Huesca, Valencia, Segovia y Almagro (España), donde fue invitada al Festival de Teatro Clásico. Participó con sus espectáculos para niños y adultos, actuando entre otros en el teatro “El Arbolé”  (Zaragoza) y Biblioteca Nacional de Zaragoza y en la Sala “Cuarta pared” y “Casa de América” (Madrid).

Ha recorrido casi todo el país dictando talleres y realizando espectáculos que fueron presentados entre otros en los siguientes espacios:
Teatro Nacional Cervantes (Buenos Aires), Teatro Municipal General San Martín (Buenos Aires), Teatro Presidente Alvear (Buenos Aires), Teatro Regina (Buenos Aires), Biblioteca Nacional (Buenos Aires), Centro Cultural Recoleta(Buenos Aires), Centro Cultural de la Cooperación (Buenos Aires), Complejo Cultural “La Plaza” (Buenos Aires), Dirección de Bibliotecas de la Ciudad de Buenos Aires (Buenos Aires), Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (Buenos Aires), Museo MALBA (Buenos Aires), Museo del Libro y de la Lengua (Buenos Aires), Museo Histórico Nacional (Buenos Aires).

Ana dice: “Contar cuentos es un arte”, y abre preguntas:

Al finalizar el capítulo 1: Planteos iniciales de su libro Contar cuentos , expresa: «¿Se puede aprender a narrar?¿Cómo lograrlo?¿Se puede transmitir? Se puede aprender en la medida en que ello supone un descubrimiento personal. Por esto es necesaria la búsqueda, la reflexión y la práctica que llevan a desarrollar esta actividad brindándose a los demás desde la más íntima verdad que es lo que realmente se percibe y agradece, más allá de las dotes naturales que se posean. Según esto podría pensarse que no es casual que sean las figuras del anciano de la tribu o del abuelo, la de los contadores de cuentos por antonomasia. Parecería que la sabiduría y el conocimiento que dan los años son garantías de excelencia. Sin embargo, ese pensamiento también podría llegar a ser prejuicioso y, por tanto, limitativo, si no se tiene en cuenta que aunque la edad cronológica da mayor cúmulo de experiencias, de nada valdría si no se mantiene la capacidad de asombro y la creencia en las fantasías, actitudes ambas propias de la infancia, las que no admiten límites cronológicos. Lo único necesario es tener un corazón de niño, tanto para el que cuenta como para el que escucha, para poder instaurar ese instante único de creencia en la ficción». (Padovani, A. (Parte I Reflexiones y conceptos). (2012). Contar cuentos. Editorial Paidós.)

Premios que ha recibido en su trayectoria

– “Pregonero a Narrador”, Fundación El Libro, (Buenos Aires, 1995).
– “Mención de Honor al Mejor Libro de Educación”, por su libro “Contar cuentos”, Fundación El Libro, (Buenos Aires, 1999).
– “ACE” (Asociación Cronistas del Espectáculo), por el espectáculo “La Voz del Terror”, (Buenos Aires 2001).
– “ACE”, Nominación por el espectáculo “Querida Niní”, (Buenos Aires, 2003).
– “Trayectoria artística”, (La Habana, Cuba, 2008).
– “Argentores”, participación en el programa “Bicentenario” en Radio Nacional AM (interpretando los personajes de Catita y Pepe Arias en un micro diario), Buenos Aires, 2010.
– “Festival Prix Jeunesse Iberoamericano”, Mención Especial, serie “Cuentos para no dormirse” de Canal Encuentro, (San Pablo, 2011).
– “Trayectoria artística”, Círculo de Cuentacuentos, (Buenos Aires, 2012).
– “Teatro del mundo” Nominación en la categoría Ensayo, por su libro “Escenarios de la narración oral”, (Buenos Aires, 2014).
– «Tributo al Mérito», (Buenos Aires, 2014).
– Festival «Te doy mi Palabra» , (Buenos Aires, 2014).

Sus espectáculos

  • Mil y un cuento. Para niños, adolescentes, adultos. El repertorio se organiza en función de la edad y el ámbito en el que se presenta.
  • Los zapatos de contar. Para niños. La propuesta es entretener, divertir y emocionar, entrando en el mundo de la fantasía a través del juego, acercando a los niños al siempre vigente placer de escuchar cuentos. El repertorio incluye cuentos tradicionales y de autores como Enrique Banchs, Laura Devetach, los hermanos Grimm, Graciela Montes, Ana María Shúa, Tony Ungerer, Ema Wolf, ente otros. Se realizan juegos, adivinanzas y canciones acompañadas con laúd.
  • Clásicos de terror y humor. Para adolescentes y adultos. Es mérito de este espectáculo lograrlo sin recurrir a la violencia de las imágenes visuales, sino a la sutileza y el escalofrío al que pueden llevar los grandes autores del género como Poe, Lovecraft y Jacobs, entre otros. El humor es la llave utilizada para entrar y salir de estas fuertes emociones tal como lo practican, entre otros, sus reconocidos cultores Woody Allen y Niní Marshall.
  • Julio para armar. En el año 1994, a veinte años de la muerte y noventa del nacimiento de uno de los más grandes escritores argentinos, este espectáculo le rindió homenaje al ponerle «voz a la letra». Este espectáculo fue presentado en la Sala «Raúl González Tuñón» del Centro Cultural de la Cooperación, con dirección de Luciano Cáceres y música en vivo de Malena Graciosi. Conformaron el mismo diversos textos en el que, como en un juego, se componía su variado y rico perfil. Los textos transitados proponían un recorrido por una literatura sorprendente, plena de humor, de ironía y de suspenso.
  • Vida y milagro de Niní Marshall. Para adultos y adolescentes. En este espectáculo Ana Padovani hace un recorrido por la vida de Niní Marshall, narrando sus  ilusiones, sus amores, sus vicisitudes, el exilio y el triunfo de esta mujer, que en una época impensable logró, gracias a su talento y su espíritu batallador, imponer la calidad de su trabajo y convertirse en el mito que llega hasta nuestros días. Interpreta a sus más recordados personajes: Cándida, Catita, La Niña Jovita, Belarmina, Doña Pola y Mónica.
  • Un toque de Jrein. Para adultos y adolescentes. Una selección de tono tierno y humorístico que conlleva siempre alguna reflexión y la invalorable virtud del pueblo judío: saber reírse de sí mismo. Este espectáculo se enmarca en las peculiaridades de dicho humor, que ha sido cultivado por destacados autores de la literatura universal, judíos y no judíos. Incluye cuentos de Sholem Aleijem, Woody Allen, Dan Greenburg, Ephraim Kishom, junto con Roberto Fontanarrosa, Leo Masliah y Wimpi, entre otros.

Sus libros que no podes dejar de leer

_ Contar cuentos, desde la práctica hacia la teoría. (1999) Editorial Paidós. (Va por su 8ava edición)

_Escenarios de la narración oral. (2014) Editorial Paidós.

Además publicó el casette “Cuentos para contar”.

Los CD “Clásicos de terror y suspenso» y “El ave maravillosa”.

Hasta aquí un poco de esta maravillosa narradora. Si quieren conocer más de su recorrido artístico, les dejo este link http://anapadovani.com.ar/?page_id=331 y si les interesa saber de sus talles aquí le dejo su mail info@anapadovani.com.ar

*Algunos datos fueron tomados del sitio web http://anapadovani.com.ar/

Puntuación: 1 de 5.

Hablemos de libros y de cuentos, Narración oral, Nota

Cuentos populares, mitos y leyendas: La higuera

La higuera es un cuento es sí mismo! A lo largo de toda la historia en diferentes culturas se le han adjudicado características mágicas a este árbol por su extraña condición de dar frutos dos veces al año, pero no da flores… ¿O si?

FLORECIMIENTO DE LA HIGUERA


Cuenta la leyenda que la higuera florece por única vez en la víspera de San Juan, precisamente a las doce de la noche, pero dura sólo algunos instantes.

Según la creencia, el que arranca esta flor se enriquece y es feliz para el resto de sus días. Para esto es necesario subirse al árbol y observar las ramas más altas, lugar donde florece la flor.

La tradición dice que cercano a las doce se oyen gruñidos, ruidos, maullidos y hasta gritos espantosos o se ve aparecer al diablo, serpientes y arañas. Al que no tiene miedo no le pasará nada y logrará ver la higuera llena de flores.

Debe tomar solo una y ponérsela en el pecho y después bajar del árbol. Al día siguiente desaparece la flor, pero el valiente tendrá fortuna y felicidad.

LA BIBLIA MISMA HACE REFERENCIA A ESTA PLANTA 

Dicen, que la Virgen María se escondió de tras de una higuera con el niño dios cuando los soldados la perseguían en el día de los inocentes, y que por eso dios la bendijo dando frutos dos veces al año.  Dicen tambien que muchos proceden a curar la higuera que tienen en sus hogares, proceden a hacer una cruz con un cuchillo filoso en el tronco de la planta.

 APARICIÓN DE ESTÍRITUS Y DEL DIABLO MISMO

Pero también dicen , que es un portal entre este mundo y “el otro” y que al cachúo, al mandinga, al cola e flecha que le llaman, le gusta su sombra… la mejor forma de ponerse en contacto con él es el 24 de diciembre. Ciertamente son muchas las variantes de estas leyendas que prevalecen a través del tiempo.

Para quién quiera ampliar sobre el tema les comparto algunos link para seguir leyendo. Leyendas Argentinas de la higuera. https://es.scribd.com/document/282131621/Leyendas-Argentinas-de-La-Higuera

Resumen

Los guaraníes siempre vieron que en la higuera habitaba una especie de alma o fantasma que periodicamente producia quejidos… También habla de otras creencias paganas y mitos sobre este árbol tan particuar.

Les dejo también el link a un texto maravilloso! Que habla sobre la relación entre la higuera, el diablo y las celebraciones de los pueblos originarios en Chile por el solsticio de invierno. La higuera, el alcohol y el diablo en los relatos campesinos de la zona centro sur de Chile. Amalia Castro San Carlos Universidad Católica Silva Henríquez https://revistaschilenas.uchile.cl/handle/2250/35027

Resumen

El alcohol es un elemento siempre presente en celebraciones indígenas americanas. De la misma manera, la figuración de un axis mundi también es comprobable. Desde esa realidad, se analiza a la higuera, el alcohol y el diablo en los relatos campesinos de la zona centro sur de Chile, de clara influencia mapuche. Se intentará responder por qué, cómo y cuándo se asoció a la higuera con la borrachera, el exceso y el mundo indígena y, por extensión, con la temida figura del demonio.

Y para ir finalizando les comparto un par de CUENTOS.

El emperador y los higos

Un emperador, viendo a un viejo plantar una higuera, le preguntó por lo que hacía. El labrador le contestó que si le alcanzaba la vida comería de la fruta; pero si no, su hijo disfrutaría de los higos.

—Bien—respondió el emperador—si vives para llegar a comer los frutos de este árbol te ruego que me lo hagas saber.

El hombre lo prometió, y por cierto que su vida se prolongó lo suficiente para que el ábol creciera, dando fruto que el viejo comió.

Metiendo unos cuantos higos de los mejores en una cesta, se fue al palacio y, explicado el objeto de su visita, fue conducido por los guardias a la presencia del emperador.

Este quedó tan contento que aceptó el regalo de higos y mandó que llenaran de oro la cesta del viejo.

Pues bien, cerca de la casa del viejo, vivía una mujer muy avara y codiciosa, la cual, viendo la buena suerte del hombre, metió algunos higos en una cesta y persuadió a su marido a que los llevara al emperador, confiando, sin duda, en que el soberano le devolvería la cesta llena de oro.

Pero el emperador, al saber el propósito del hombre, mandó que lo llevaran al patio y apedrearan con los higos. Cuando el marido llegó a casa y contó a su mujer lo sucedido, esta le consoló diciendo:

—¡Aún puedes dar gracias de que eran higos y no cocos duros!

Del Talmud.

Las orejas de San Pedro

Hay en un pueblecito de Andalucía una imagen de San Pedro, de madera tallada, que tiene una oreja más grande que la otra, y dicen que así las tenía San Pedro, porque cuentan que una vez iban por un camino el Señor y San Pedro, y que iban hablando de cosas sin importancia, cuando preguntó el Divino Maestro:

_Oye, Pedro, ¿qué clase de fruta es la que más te gusta?

San Pedro iba a decir las uvas, pero para que el Señor no le afeara su afición al vino y no fuera a sacar las viñas, pensó decirle que los higos, porque como no le gustaban, no le importaría que se secaran todas las higueras del mundo. Así es que dijo San Pedro.

_Señor, la fruta mejor de todas, la mejor de lo mejor, son los higos. Donde estén los higos, no hay nada más que valga.

Y le dice el Señor:

_¡Cómo me extraña el que yo no supiera que te gustaban tanto los higos! Pues mira, ya que me dices eso, desde ahora en adelante y para siempre, tendrán las higueras dos cosechas: una de higos y otra de brevas.

Y San Pedro, que pensó que si hubiera dicho uvas habría vino nuevo dos veces al año, le dio tal rabia, que se cogió una oreja y se dio un tirón tan fuerte que se quedó más larga que la otra.

Cien cuentos populares españoles.

Te invito a compartir lo que sabes…

Si tiene alguna información o dato sobre estos cuentos, mitos o leyendas, o tal vez tengas una propia versión de algún cuento sobre higueras y lo deseas, puedes compartir en los comentarios, el título y autor para que lo podamos buscar para leer.

Además te invito a que me envies el video con tu cuento o leyenda o mito para compartirla en el canal Voz y cuento – Arte al narrar https://www.youtube.com/channel/UCOSycL3cB21Q75GFx2yyyTw Envía el video al siguiente mail vozycuento.artealnarrar@gmail.com

Puntuación: 1 de 5.

Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

Tormenta

Relato de la serie FotoNarrativa. A partir de una foto he escrito la historia.

Primero se oscureció el día, luego una luz blanca iluminó el cielo, siguieron los truenos ensordecedores y al final la lluvia torrencial. La ciudad fue testigo. Y ellos aguardaban.

Adentro, las mesas de un bar estaban adornadas con floreros cachados y la soledad de las yerberas. En el techo una aureola húmeda y al cabo de un rato una gota, luego otra y otra más… en el piso un charco, alguien acomodó un balde verde atrapándolas. Ellos seguían atentos, dándole tiempo al tiempo.

Afuera las calles se cubrían de agua y se desagotaban por el paso de los vehículos que formaba oleajes. Las veredas se llenaron de agua y barro, charcos oscuros formaban figuras extrañas. Sobre los techos de las casas se escuchaban golpes como qué alquien o algo quería desesperadamente entrar. Desde las ventanas se veían los focos del alumbrado público encendidos, como una cortina de finas tiritas trasparentes.

Botas, capas, paraguas, bolsas de plástico, diarios todo sirvió para resguardarse, también cornisas, techos, marquesinas, negocios, bares. No purieron evitar que zapatos, medias, pies, pantalones, sacos, cabellos mojados,quedaran empapados. Un solo perfume flotaba en el aire. Aroma agrio, penetrante, ácido, repugnante. Todo encharcado. Y… ellos confiaban.

Al cabo de dos días todo terminó. Así, sí! cómo dice el dicho: “siempre que llovió, paró”, por fin, el sol salió. Y ellos, los que estuvieron atentos, los que daban tiempo, los que aguardaban… Ellos, los miserables mosquitos, salieron hambrientos a hacer lo que tenían que hacer.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota

20M * Día Internacional de la Narración Oral

El placer de escuchar a alguien que nos cuenta una historia y nos abre la puerta del maravilloso mundo de los cuentos… también tiene su propia celebración. El 20 de marzo es el Día Internacional de la Narración Oral.

Un poco de su historia de su nacimiento

Esta iniciativa surgió en Suecia, “Alla berattares dag” (El día de los cuentacuentos), en 1991, y con el pasar de los años se han venido sumando cada vez más países. 
Se trata de que la mayor cantidad posible de narradores cuenten historias en todo el mundo, en todos los idiomas, durante todo el día y la noche.
Cada año hay un tema sugerido para los cuentos. Estos son algunos de los que se han propuesto: pájaros, puentes, la luna, el nómada, los sueños, vecinos, luz y sombra, y el agua. 

Cada país, cada Asociación de Narración Oral o narrador/a lo hace a su manera, pero hay un tema común a todos que se decide anualmente a través de un grupo de Facebook. El tema de este año es el siguiente: Viajes.

Hoy si recorres las redes sociales, encontrarás muchos narradores contando sus cuentos en diferentes estilos, con sus inigualables voces. Dado que seguimos atravesando la pandemia del Covid -19, y la gran mayoría de los narradores no pueden encontrarse cara a cara con el público porque no hay muchos encuentros presenciales, por lo menos aquí en Argentina es así. Pero eso no nos detiene porque sí hay encuentros virtuales y a montones!! Por eso reitero que recorras y des vueltas por los distintos grupos de Facebook o que visites Instagram porque hoy celebramos desde cada lugar del mundo el 20M 2021!

Narración oral, el mejor espectáculo

Los espectadores suelen sorprenderse por la facilidad con que un buen narrador se expresa, porque la comunicación que se establece con él, es muy directa.

El narrador oral se expone cuando actúa: es él, sin otra máscara que su cuento. Es vulnerable. Es el cuentero al que acude al público para luego llevárselo con él. Eso genera una  fuerte conexión, una especie de “querer ir hacia el narrador”.

La oralidad tiene una ventaja sobre la lectura, y es la capacidad de contextualizar, de incorporar a quienes escuchan en el discurso. Incluso quienes no han escuchado nunca cuentos en seguida se sienten cómodos haciéndolo.

La palabra “cuentacuentos” está más relacionada con los cuentos infantiles. Los niños se introducen en las historias directamente, de una manera más intuitiva.

Qué hace un narrador

  • Siente una curiosidad sin límites hacia todo lo que tenga que ver con el ser humano y sus emociones.
  • Tiene una exquisita memoria para retener lo importante, lo que reforzará sus  argumentos e historias.
  • Usa técnicas de captación de atención. Es necesario enganchar rápidamente al espectador. Una vez conseguido eso, el público  no puede despegarse de la historia. Ahí comienza la magia».
  • Un respeto infinito por el lenguaje, la voluntad de usar cada palabra con propiedad para que lo transmitido se ajuste lo máximo posible a lo pensado.
  • Habilidad para leer la atención del público: para saber si está entendiendo y qué necesita recibir en cada momento.
  • La capacidad de escuchar al otro.
  • Técnicas generales de exposición oral como estructuración del contenido, gestión de los puntos álgidos del discurso, claridad, entre otros.
  • Una actitud positiva.

Desde Voz y cuento – Arte al narrar les deseo un Feliz Día para todos los narradores orales o cuentacuentos  que dedican buena parte de su vida y sus esfuerzos a relatarnos maravillosas historias. Además los invito a enviarme al siguiente mail: vozycuentos.artealnarrar@gmail.com tu cuento de “Viajes” para subirlo al Canal de YouTube y ser parte del festejo del 20M 2021.

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota, Referentes de la narración oral

Las mujeres en la narración oral

Llegamos a un nuevo 8 de Marzo y en esta fecha quiero realizar una nota sobre ellas. Una visión y reconocimento a las mujeres narradoras pioneras de este arte. De este oficio de hilar palabras. De mujeres que narran con pasión a viva voz.

Estudiar el origen de la narrativa oral significa necesariamente la exploración de conceptos orales, que fue desarrollada por Paul Sebillot en 1881. Primero habló sobre el concepto de literatura oral. Cuentos, canciones, refranes y otras expresiones de la herencia oral tradicional. Fue  Sebillot quien además de utilizar por primera vez  la expresión literatura oral, mencionó  la importancia  de las mujeres en la transmisión de la cultura popular de tradición oral. Cristina Lavinio (2017) mencionó a Paul Sebillot en su “Narrativa oral femenina”, en referencia a un artículo publicado por la autora en 1892 en el que comentaba La popularidad de las narrativas femeninas y la importancia de las versiones de cuentos populares: la literatura oral pasa por la boca de las mujeres tiene encanto e inocencia, a veces una forma de felicidad, mientras que el contacto masculino es menos frecuente.Casi todos los grandes coleccionistas de cuentos confirman que las mejores y más bellas versiones les son transmitidas por mujeres: el hermano Grimm F. Luzel reconoce que las historias más completas y felices las provocan las mujeres de la ciudad, y es el motivo de la seguridad. Al igual que la forma narrativa, su memoria es mejor que la de los hombres. La larga experiencia de las narradoras de Alta Bretaña lo confirma. Paul Sebillot (Paul Sebillot), Cristina Lavinio (Cristina Lavinio, 2017: 67)

En el desarrollo de la oralidad y en la experiencia de contar historias, de narrar  a viva voz así como en la investigación  sobre estos temas, tanto en las culturas ancestrales, como en la actualidad, las mujeres han tenido y tienen una participación muy activa y cumplen roles protagónicos. 

Las mujeres y la narración oral: del oficio a la expresión artística

Corrían los tiempos de las luchas de las sufragistas y de los acontecimientos que constituyeron el preámbulo para el nacimiento del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Muchas mujeres en distintos lugares de Inglaterra, Norteamérica y en otros países del mundo, desarrollaban  un movimiento importante por  la participación en los procesos electorales, especialmente por su derecho al voto y otros derechos, como los laborales.  En febrero del año 1909, en New York, las mujeres del Partido Socialistade los Estados Unidos, conmemoraron el Día Nacional de la Mujer Trabajadora,  como un homenaje a las trabajadoras textiles que el año anterior habían protagonizado una huelga contra las duras condiciones laborales que sufrían, además de reclamar una mejora salarial y el derecho al voto. Por una parte se vivía la experiencia de las mujeres que lucharon en la calle por la reivindicación de sus derechos como trabajadoras y por su derecho al voto, y por otra parte, las narradoras orales, la educadoras y las bibliotecarias impulsaban la hora del cuento en las aulas, las escuelas y las bibliotecas.

Todas formaban parte de contextos diferentes, pero todas tienen un espacio común que las hermanaba: la conciencia del ejercicio de la palabra. Todas asumieron este ejercicio, unas en la palestra de las calles, en el ágora, en los espacios públicos; otras en los espacios privados del recinto escolar, o en espacios que aunque públicos, siempre se mantenían reservados  a los espacios de la educación y de la experiencia recreativa en ámbitos más bien cerrados. La experiencia de la palabra es asumida por estas mujeres de manera distinta y con objetivos diferentes; unas para conquistar espacios para la igualdad; otras inmersas en las experiencias artística y educativa, sin tener conciencia de los estereotipos de género que podrían reproducir a través de su trabajo escénico o educativo.  El derecho a tomar públicamente la palabra,  históricamente ha sido y sigue siendo un privilegio masculino y se evidencia, entre otros espacios, en el arte de la oratoria; sin embargo, el hecho de contar de viva voz y a través de la expresión gestual y corporal, pareciera que es un territorio en el que las mujeres juegan un papel protagónico.  Quizás porque la narración oral es un oficio artístico, o un tipo de comunicación efímero y carente de legitimación cultural, y porque la experiencia de contar cuentos,  se ha relacionado más con las mujeres que con los hombres, con la educación infantil y con la experiencia del cuidado. A las mujeres se les ha tomado en cuenta como trasmisoras, no como creadoras, y se ve en ellas, un papel bastante pasivo, “ya que para los folkloristas lo interesante era que las mujeres conocieran cuentos y canciones y no, cuáles podían ser los cánones temáticos, estéticos o de estilo de las narradoras”. (Sanfilippo, Atienzar, 2017)

 Ahora bien, en las experiencias de las mujeres a la hora de narrar cuentos, una cosa es la conversación cotidiana, la expresión  de las emociones del día a día, la revelación de los sentimientos, la catarsis que puede producirse a través de  los testimonios presentados en las conversaciones de grupos de mujeres, (incluso militantes en distintos espacios políticos, feministas, comunitarios, en las dinámicas de grupos para  el desarrollo personal y en otros procesos terapéuticos) y otra cosa es asumir el oficio artístico de la narración oral,  como una experiencia esencialmente comunicativa, en la que es vital el papel del público como interlocutor.

Una cosa es cuando las mujeres deciden, en la vida cotidiana, contar cuentos para dormir a los niños y niñas en la vida rutinaria familiar o para compartir experiencias con las abuelas  y los abuelos de la familia y de la comunidad…Otra cosa  muy diferente,  es cuando las mujeres asumen la narración oral como experiencia creativa y artística, que requiere  de un trabajo y una exhaustiva  disciplina, que exige lectura, investigación y observación de diferentes realidades y la aplicación de técnicas específicas a la hora de narrar oralmente y a viva voz en diferentes ámbitos y escenarios.

Las pioneras de la narración oral artística: ni sufragistas, ni feministas, sólo pioneras de la narraciòn oral escénica

 Las mujeres pioneras de la narración oral escénica, no estuvieron vinculadas ni con los movimientos de las sufragistas, contemporáneas de su época,  ni tampoco se acercaron al feminismo y, en este sentido, obviamente  no encontramos ningún aporte feminista; sin embargo, fueron las creadoras de otro movimiento que comienza a establecer las diferencias entre la narración oral tradicional y la narraciòn oral ejercida como un oficio artístico, desarrollada ya no sólo en los espacios privados, sino en espacios públicos, más allá de los espacios escolares, creando  la hora del cuento en las bibliotecas. 

Mencionaremos algunos de los más importantes aportes de estas  pioneras: narradoras orales nacidas entre la mitad, en 1850 y finales del siglo XIX.     

  Mencionaremos en primer lugar a Sara Cone y a Katherine Dunlap, a las dos autoras pioneras que se centran en la experiencia de la narraciòn oral, fundamentalmente en la educación  infantil, las más reconocidas mundialmente, quienes adelantaron reflexiones importantes en cuanto al desarrollo de la técnica en el oficio de contar cuentos dirigidos a niños. Marie Shedlock, Marietta Stockard y Ruth Sawyer, han profundizado el estudio de la narración oral, no sólo investigando sobre sus orígenes y su historia, sino  sobre los temas, a la luz de de sus propias experiencias, estudiando la narración oral como una experiencia artística, indagando sobre el significado de esta experiencia en la vida de los seres humanos que narran y escuchan cuentos y particularmente en la de los jóvenes, de sus propios estudiantes, dictando cátedra y moviendo a la reflexión de quienes las escucharon, las vieron  narrar y, por supuesto, también de quienes las leyeron en su época, aunque debemos reconocer que en la actualidad, son muy pocos los narradores e investigadoras que les leen. De todas ellas, Marietta Stockard, es quien desarrolla a nuestro entender, la propuesta de una técnica más completa, considerando no sólo los pasos que deben tomarse en cuenta para contar cuentos, sino también analizando la estructura del relato y los procesos subjetivos que  vive la persona que narra historias, considerando especialmente, todo el proceso de adaptación. Sin embargo, es muy importante resaltar que más allá del trabajo que cada una realizó como narradora oral, como investigadora,  educadora o bibliotecaria y aunque algunas coinciden en variados aspectos relacionados con la técnica para contar cuentos; otras aportan su compromiso con el arte, por la reflexión que en este sentido pudieron generar en su momento.  Marie Shedlock,  destaca por sus reflexiones  sobre el oficio de narrar desde la simplicidad y Ruth Sawyer,  proclamaba entre otras cosas que para contar había que estar irremediablemente vivos y eso significa la presencia de la pasión y el compromiso por lo que se hace y esto es evidente  en todo lo que hemos referido sobre esta narradora.  Además, Ruth Sawyer,  nos remite a un espíritu libre e inquieto que indaga, que  construye y deconstruye la realidad, a partir de la experiencia literaria y es capaz de plasmarla en la voz y en el gesto. Es importante resaltar el trabajo fundacional realizado por estas mujeres,  entre otras cosas porque, en la actualidad, algunos maestros y maestras en este oficio se han nutrido de sus reflexiones y de la técnica desarrolladas por ellas especialmente; sin embargo, sus aportes específicos, muchas veces no se precisan y casi nunca se les menciona a ellas.

Como ven es una historia larga, con particularidades relevantes y muy significativas en el ejercicio de asumir del derecho a la palabra. Seguramente en otras notas seguiré hablando de este largo camino donde las mujeres han llevado sus voces y por qué no también sus silencios.

Puntuación: 1 de 5.