Claves para, Diccionario de narración oral, Narración oral, Nota

Diccionario de narración. Letra «E»

Después de un descanso, llegamos a febrero, para continuar formando el diccionario con la letra «E»

Te recuerdo: ¿Cómo será la propuesta?

Este año decidí continuar formando el diccionario de la Narración Oral sumando una letra por mes para poder tener tiempo de investigar y compartir con todos ustedes aquí en el blog y en el canal de YouTube. Al mes de Enero, lo dejé descansar… bueno en realidad lo tomé para reflexionar: si seguiría compartiendo en redes sociales para leer las respuestas de los seguidores… pero dije: no, este año la propuesta será al revés, escribiré la nota en el blog y luego los invitaré a escribir sus apreciaciones. Me encantará leer y debatir en comentarios. ¿Qué les parece? ¿Les gusta la nueva propuesta? Espero que sí!!!

Escucha

A contar se aprende escuchando, con todo el alma, con todo el cuerpo. Escuchando nuestras voces interiores, nuestros recuerdos, nuestras heridas, nuestros anhelos… Escuchando a ese ser querido en nuestra infancia, alguna abuela, tía o a esa maestra que nos encantaba con sus relatos y cuentos. Escuchando a quienes nos precedieron en el arte y en el oficio de contar. Escuchando a las personas que cuentan profesionalmente, tan diversas y tan semejantes. Y escuchando al público, a cada auditorio en cada momento. Cómo respira, qué dice, incluso cuando calla.

Porque contar es un acto de comunicación bidireccional. Si a la hora de contar permanecemos a la escucha de nuestro auditorio, sensibles a las diferentes texturas de sus silencios tanto como a las exclamaciones, a los bloqueos respiratorios o a los comentarios de palabra viva que a veces también nos ofrecen, seremos capaces de contar con y no solo de contar para, de hacer verdaderamente cómplice a quien nos está escuchando.

Escuchar el aliento del público es la esencia de nuestro oficio: una gran responsabilidad al mismo tiempo que un gran placer. Y es que algunas veces el espacio no favorece la escucha. En ocasiones, el público no está para que le cuenten. Y otras veces, quienes narramos no estamos para contar. 

Realizar una escucha de calidad pasa por un ejercicio de atención plena por nuestra parte y por conseguir y mantener la mayor atención posible por parte del auditorio. Ambos ejes podrían orientar prácticamente  toda la formación que precisamos para narrar: presencia, enraizamiento, respiración, habitar el cuerpo, concentración, crear y creer en el imaginario… en relación con la escucha interna, y mirada, elocuencia, expresividad, ocupación del espacio, manejo de las pausas y precisión y riqueza de las palabras… en  la escucha externa, destinada a crear un vínculo con el auditorio.

En la transmisión oral, cada persona que cuenta puede ser maestra, pero cada persona que te escucha también te enseña a contar si has hecho el camino suficiente como para apreciarlo.

Si deseamos que nos escuchen de verdad, hemos de escuchar a nuestra vez. Escuchar no puede ser solo una pose. Es el lenguaje del corazón

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Narración oral, Nota, Presentación

Comenzando el 2022

Siempre un nuevo año trae esperanzas, nuevos sueños y proyectos. Para este 2022 lo más esperado por mí, es seguir adelante con salud y contar con el acompañamiento de todos ustedes: MIS QUERIDOS LECTORES. Ustedes que me motivan a pensar temas nuevos sobre esto que me apasiona: La narración oral.

Así nacieron en 2021 las secciones: Diccionario de la narración oral, Consejos y prácticas, Reseñas de libros, Referentes de la Narración Oral sumado a las secciones y notas de años anteriores. Ustedes también me llevan a pensar nuevas secciones, a escribir nuevos cuentos. A contactar con diferentes escritores y narradores, para entrevistarlos, con el fin de dar a conocer sus trabajos, sus obras.

Estoy convencida que el compartir enriquece, y ese fue y es el objetivo principal de este blog: ser puente, ventana, puerta para que pasen y transiten junto a mi todo lo relacionado al mundo de la oralidad y de las historias, con este fin nació allá en los comienzos de la pandemia, en abril de 2020, cuando estábamos aislados y llenos de incertidumbre a causa del Covid-19.) También llegó en agosto de 2020 el Canal de YouTube y en el 2021 la Escuela de Narración Oral, siempre acompañando al Blog y apuntando a la formación.

¡Lo que se viene!

Este año 2022 tengo pensado nuevas propuestas como una nueva sección que se llamará: Historias de librerías, donde daré a conocer esos espacios llenos de libros, donde les pediré a sus dueños que nos hagan recomendaciones y sugerencias de lecturas. Imprescindibles para lectores y para narradores que están en la búsqueda de nuevos repertorios, por supuesto que continuaré con las clásicas secciones que ya quedaron para siempre y con el Diccionario de la Narración Oral (todavía quedan muchas letras para completar el abecedario). Seguiremos hablando de Encuentros y Festivales, descubriremos la historia de las historias de los cuentos de tradición oral y mucho más. Les seguiré regalando Mis cuentos. Habrá otras Reseñas de libros y muchos consejos y prácticas para mejorar tus narraciones. También nuevas entrevistas dándole voz a los entrevistados.

Lo nuevo del 2022: Newsletter

Pronto podrás suscribirte a los Newsletter con temáticas únicas para vos, podrás recibirlos bimestralmente a tu dirección de mail.

En la Escuela de Narración Oral también hay novedades

Durante los meses de Enero y Febrero el Curso Narrar a los más pequeños está en PROMOCIÓN, aprovéchala porque su valor está al -50% Entra aquí para leer toda la información y para encontrar el formulario de inscripción. Aprovecha este verano para formarte y atreverte a vencer el miedo al narrar a la primera infancia, te daré muchas herramientas.

En la Escuela de Narración Oral encontrarás diferentes Seminarios Online Gratuitos en ellos encontrarás herramientas e ideas para tus narraciones. Estos Seminarios Gratuitos son como semillitas para sembrar el interés en un tema en particular, luego podrás profundizar con otros cursos u otros Seminarios/Taller de la Escuela.

Además puedes coordinar conmigo un día y un horario para hacer el Seminario/Taller: Mejora tu cuento.

Entrar a la Escuela de Narración Oral Voz y cuento dónde están todas las propuestas pensadas para vos.

A la brevedad se viene un nuevo Seminario/Taller: Leer sin palabras. Mirar el libro álbum para descubrir esos libros álbum sin textos, dónde te enseñaré a leer imágenes para darle sentido a esos libros.

Bueno les deseo a cada uno lo mejor, para que puedan concretar sus metas y cumplir sus sueños… Yo ya estoy en este camino llamado NUEVO AÑO… los espero para transitarlo juntos. Buen año 2022!!!

Photo by Vie Studio on Pexels.com

Puntuación: 1 de 5.

Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

Fotografía de un inmigrante

Narración del cuento en el Canal de YouTube
Foto del relato

El muchacho llegó a fines de Mayo dejando la primavera del otro lado del océano. Dejó también esos besos y abrazos acompañados de ojos nublados por las lágrimas, de todos sus seres queridos.

Al bajar del barco el viento le dio una cachetada en la cara, cómo si quisiera despabilarlo. 

Tendría unos veinte y pico y mucho futuro por delante. En su bolsillo derecho del pantalón una foto en blanco y negro de su amor y en la maleta de cartón unos planos robados y ropa gastada.

Con el lenguaje universal, los gestos, pudo llegar hasta la casa del inmigrante en el barrio de La Boca. Consiguió una pieza compartida con otros hombres iguales a él, se hizo de amigos y empezó a pronunciar unas pocas palabras en español. 

Conseguir un trabajo le costó bastante tiempo, pero al final llegó uno indicado  en el interior de la provincia de Buenos Aires y allí se instaló.

Todas las semanas escribía cartas a su amada con promesas de traerla junto a él. Además contaba anécdotas, pesares y alegrías. Y ella respondía con su letra alargada y clara dando cuenta de sus ansias de estar juntos, de su extrañar y sobre todo de la falta de esos besos y caricias llenas de pasión, que tanto añoraba.

La guerra complicó sus planes, las cartas se retrasaron y la llegada de ella fue mucho tiempo después de lo soñado. Pero un día el enfrentamiento bélico acabó, entonces él pudo comprar un pasaje en el vapor más barato, cruzó el océano y regresó a su pueblo. Se vieron un día domingo y ambos sintieron que no había pasado el tiempo, como si la  despedida de hacía años hubiera sido  el día anterior. 

Se casaron allí frente a todos sus parientes como testigo de su mutuo amor. Después de la luna de miel subieron al barco para llegar a la Argentina; él regresaba a su nueva tierra dónde ya tenía una vida y ella estaba dispuesta a conocerla y acomodarse junto a su flamante esposo. 

Pasearon unos días por la gran ciudad de Buenos Aires, ella pudo conocer el obelisco y caminar por las calles del barrio de La Boca. Él le mostró el conventillo dónde pasó los primeros días al llegar sólo. Al cabo de un mes subieron al tren que los llevó al pueblo dónde él tenía su trabajo, sus amistades, su vida. 

En la estación de su pueblo, la besó y le tapó los ojos con el pañuelo de seda que siempre llevaba al cuello y le indicó el camino hasta su nuevo hogar. Ella caminó confiando cada paso a su lado. Caminaron unos cien metros y al llegar, él le desató el pañuelo y ella vió con ojos de agua su nuevo hogar.  Era una réplica exacta de su casa, la que había dejado en su país natal. El único fotógrafo del pueblo registró ese momento. 

Él lo tenía todo planeado desde hacía años, desde el día que había partido en busca de un nuevo futuro, cuando le robó los planos a su suegro para construir una casa idéntica a la de ella, allá en su tierra,  con la esperanza de evitar  que extrañara y que se sintiera en  casa. En su casa.

La foto de ese día  tan especial, única, llena de emoción, siempre los acompañó en un marco ovalado de madera oscura en el recibidor de su hogar. Juntos  aprendieron a querer ese lugar y a echar raíces firmes dónde lograron formar una gran familia.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Claves para, Diccionario de narración oral, Narración oral, Nota

Diccionario de narración. Letra «C»

Seguimos con la letra C

Cuentacuentos

Ellos han definido….

Sandra Obeaga

Cuentacuentos: El arte de trasmitir historias de boca en boca.

******

Cuentacuentos: m. y f. Persona que narra cuentos en público.

Según la RAE

Cuentacuentos: es un término, una profesión y un trabajo que no requiere mayor explicación a quien lo escucha. 

Él, ella, ellas, ellos…, en definitiva, persona o personas que cuentan historias, leyendas, dichos, sucedidos, trabalenguas, mitos, cuentos…, propios o ajenos, utilizando como recurso su voz, el gesto, el movimiento y/o la música.

El cuentacuentos profesional es aquel que puede contar sus historias en cualquier lugar y para cualquier edad, en el patio de una escuela, en un hospital o en una prisión de alta seguridad, pasando por sitios más cómodos para hacerlo, y para un bebé o una persona de la tercera edad.

Cuentacuentos: es una palabra neutra que puede definir tanto a un narrador como a una narradora: el cuentacuentos, la cuentacuentos.

También se utiliza la palabra cuentacuentos para anunciar una sesión de cuentos en la programación de un espacio escénico ya sea para público adulto, adolescente, familiar o bebés.

Hay muchas formas de nombrar a nuestra profesión, pero la letra que hoy nos convoca es la C. Seguramente en otras notas hablaré sobre esto: La denominación de nuestra profesión, porque la manera en que nos nombramos o nos referimos a ella habla del valor y el compromiso que cada uno le otorga a este oficio tan antiguo pero aún vigente.

Te recuerdo: ¿Cómo será la propuesta?

Vamos a formar un diccionario definiendo palabras relacionadas a la narración oral, cada jueves escribiré una palabra en una publicación en Instagram @emilcebrusa y Facebook @EmilceNarradora donde los seguidores pueden escribir sus saberes, pareceres, decires , definiciones. Dejaré por una semana la palabra en las redes sociales para darles tiempo al que quiera participar que piense y elabore su propia definición y a la semana siguiente colocaré la nueva palabra siguiendo el orden alfabético. Mientras tanto en el blog haré cada semana una nota con sus decires, y también agregaré reflexiones desprendidas de diferentes fuentes bibliográficas para seguir reflexionando y ampliando sobre el tema / palabra planteada en la semana.

¡Hasta la semana que viene! Seguimos en orden alfabético y la letra será la D.

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Narración oral, Nota

El lenguaje corporal en la narración oral escénica.

La narración oral es comunicación transformada en arte, pero al mismo tiempo, conserva todos los recursos expresivos que manejamos en la comunicación cotidiana.

El ser humano tiene dos formas fundamentales para comunicarse y expresarse: la voz y el cuerpo. Como ya he comentado en anteriores entradas, una buena voz es vital para un narrador y hay que cuidarla. Pero el cuerpo tiene también su propio lenguaje, un lenguaje no verbal que se puede expresar mediante gestos, movimientos, la mirada y el desplazamiento por el espacio escénico. Todos ellos deben ser, sin duda alguna, coherentes con lo que expresamos verbalmente.

La ciencia que estudia el lenguaje corporal se conoce como: Kinésica o Quinésica y lo que hace es estudiar el significado expresivo o comunicativo de los gestos y movimientos corporales.

Para un buen narrador es de vital importancia ser consciente de cuánto puede llegar a transmitir un simple gesto, una sencilla postura o un mínimo movimiento.

Todo el cuerpo habla, pero para la narración oral hay tres partes del cuerpo que tienen una gran relevancia:
las manos, los ojos y el rostro.

a) Las manos:
Las manos juegan un papel muy importante en las comunicaciones. Su movimiento está estrechamente ligado a las emociones. Cuando alguien desea enfatizar sus palabras, realizará movimientos más amplios o intencionados.

b) Los ojos:
De todas las partes del cuerpo humano que se emplean para transmitir información, los ojos son los más importantes ya que pueden reflejar matices más sutiles.

c) El rostro:
Con los movimientos de la cara podemos manifestar diferentes tipos de emociones.

A continuación les dejo a modo de resumen, varios factores a tener en cuenta que nos pueden ayudar a propiciar una buena comunicación con nuestro auditorio y una conexión inmediata.

1. Evitar parpadear constantemente, puesto que denotaría nerviosismo e inseguridad.
2. Tratar de que nuestra mirada sea directa, establecer contacto visual con nuestros oyentes.
3. Mantener siempre una posición adecuada, evitando los movimientos bruscos.
4. Controlar el movimientos de nuestras manos, utilizándolas solamente cuando la narración así lo requiera, manteniéndolas siempre visibles.

Anímate a explorar las posibilidades de tu cuerpo a través de la expresión corporal, ya que cuenta igual o quizá un poquito más que el lenguaje verbal. Examina cada parte para incluir en tus narraciones al lenguaje corporal y aprovéchalos al contar cuentos.

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Diccionario de narración oral, Narración oral, Nota

Diccionario de narración. Letra: «B»

Te recuerdo: ¿Cómo será la propuesta?

Vamos a formar un diccionario definiendo palabras relacionadas a la narración oral, cada jueves escribiré una palabra en una publicación en Instagram @emilcebrusa y Facebook @EmilceNarradora donde los seguidores pueden escribir sus saberes, pareceres, decires , definiciones. Dejaré por una semana la palabra en las redes sociales para darles tiempo al que quiera participar que piense y elabore su propia definición y a la semana siguiente colocaré la nueva palabra siguiendo el orden alfabético. Mientras tanto en el blog haré cada semana una nota con sus decires, y también agregaré reflexiones desprendidas de diferentes fuentes bibliográficas para seguir reflexionando y ampliando sobre el tema / palabra planteada en la semana.

Seguimos con la letra B

Biblioteca

Ellos han definido …


maguicervigni

Biblioteca: Dícese del espacio donde conviven un sin fin de historias, escondidas en páginas que esperan ser leídas, en voz baja, en voz alta, acompañados o en soledad. Las hay de distintos tamaños, colores y olores, también públicas, populares y escolares.


la_nonna_marcela

Caja fuerte literaria. Dícese del lugar físico en donde duermen todas las historias aún no narradas.

******

Biblioteca: f. Institución cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de libros y documentos.

Según la RAE

 Creo que esta definición está incompleta, ya que falta el registro de las palabras, del encuentro con los cuentos contados a viva voz. Bueno… es verdad que sería muy difícil de catalogar, esta claro. Pero existen dentro de las bibliotecas diversos proyectos que propician los Encuentros de palabra, en Buenos Aires, Argentina, donde vivo.

Aclaro que con la llegada del Covid_19 muchas tuvieron que cerrar sus puertas pero abrieron ventanas a través de las plataformas de redes sociales y Zoom, ofreciendo diversas acciones para no perder el vínculo con sus usuarios y acompañando en ese tremendo momento de aislamiento. De a poco se va volviendo, con todas las medidas sanitarias y protocolos adecuados para cada situación.

Encuentros de palabras en las bibliotecas

Son muchos los proyectos que se llevan a cabo en la Provincia de Buenos Aires en Argentina, aquí una pequeña selección con el fin de darlos a conocer y compartir algunas de sus actividades relevantes donde la narración oral está al servicio de los usuarios.

En cada una se perfilan nuevas facetas del papel de las bibliotecas como ser: provocar y acompañar las travesías por la cultura oral y escrita, alentar a enfrentar nuevos retos que se plantean al leer, brindarles seguridad, uso de soportes digitales, ayudar cuando la necesiten, ofrecer y recomendar libros, hacerles conocer otros mundos diferentes del de su vida cotidiana. Los lectores entablan relaciones afectuosas mientras tejen lazos con y entre las historias leídas o narradas. Salen al exterior o abren puertas para dejar paso a las palabras, los cuentos.

Invitar a participar en diferentes actividades de las bibliotecas, realizar propuestas que llevan a compartir, introducir novedades hace que veamos cómo se va conformando el espacio, un espacio que va conquistando nuevos adeptos. Una aventura extraordinaria.

Pero conozco bibliotecas donde han realizado la recolección de palabras vivas a través de grabaciones de diferentes referentes de su cuidad, contando la historia de su vida en relación a las instituciones donde han trabajado, formando así la videoteca y fonoteca. Es el caso de la

Link de contacto:

http://bibliomvayacucho.com.ar/

https://www.facebook.com/BibliotecaPublicaMunicipalYPopularManuelVilardaga/

Su objetivo es promover el rescate, comprensión, difusión y defensa de la cultura nacional y autóctona, para la afirmación de la identidad cultural y el conocimiento y respeto de otras culturas. Realizan encuentros con destacados escritores y narradores profesionales, presentación de libros de escritores locales y regionales, recitales de poesía y la proyección de películas. Desde hace varios años, se está conformando el Archivo de la Palabra. Una colección audiovisual que actualmente está integrada por 62 videos, que constituye un verdadero archivo documental de la historia del pueblo.

Biblioteca Pública de la Universidad Nacional de La Plata

Link de contacto:

http://www.biblio.unlp.edu.ar/

https://www.facebook.com/BibPublicaUNLP/

La Biblioteca Pública tiene un rol emergente en la sociedad del conocimiento. Es un espacio facilitador y generador de servicios informacionales adecuados a las necesidades generales, específicas y de recreación de los usuarios. Es parte activa en la alfabetización de usuarios, capacitándolos en el uso de nuevas tecnologías informacionales. Es un espacio abierto a todas las expresiones culturales. En ciertas fechas la sala parlante se abre para todo el público que desee participar de las Noches en la Biblioteca, Cuentos maravillosos, Cuentos al calor del hogar y muchos más. Hasta el horario habitual se modifica, para estos eventos. Es un espacio creado para todos, para la diversidad, los cuentos se narran en parejas de narradores: un narrador oral para oyentes y un narrador en lenguaje de señas para sordos. 

Biblioteca del Otro Lado del Árbol –La Plata.

Link de contacto:

http://www.delotroladodelarbol.org.ar/

https://www.facebook.com/delotroladoarbol/

Del otro lado del árbol es mucho más que una biblioteca: es un espacio social y cultural, un colectivo de locos soñadores, un espacio público recuperado y, por sobre todas las cosas, un lugar de defensa de derechos de los niños. El espacio nació en La Plata, el 2 de abril de 2011, fruto del amor entre una mamá y su hija, Paula y Pilar. Un año antes, Pilar iba a la última sala del jardín, estaba aprendiendo a leer, le gustaba jugar en la plaza, escuchar cuentos y dibujar. Fue entonces cuando le descubrieron una grave enfermedad. Pese a la enorme fortaleza y a su incansable lucha, Pilar voló hacia el sol y la luna el 12 de enero de 2011.

En medio del dolor, Paula, junto a familiares y amigos, empezó a trabajar para darle forma al sueño de Pilar. Esta hermosa biblioteca dentro del Parque Saavedra, en la cuidad de La Plata, Buenos Aires, Argentina.

Un momento muy esperado por los chicos cada sábado es el de los narradores que al caer la tarde llenan de cuentos e historias la biblioteca. Un buen número de abuelos cuentacuentos, narradores sociales, grupos de narración oral, docentes o simplemente madres y padres se han dado cita con sus historias y relatos para maravillar a grandes y chicos. La magia de los cuentos sumados al encanto de la Biblioteca conforman un clima ideal para sentarse en los sillones y almohadones a compartir un viaje por el mundo de los sueños y la fantasía.

Biblioteca Ambulante del Hospital de Niños-La Plata.

Link de contacto:

https://www.facebook.com/biblioteca.ambulante.3/

https://www.facebook.com/Arte-y-Salud-Hospital-de-Ni%C3%B1os-La-Plata-534984759970705/

La Biblioteca Ambulante del Hospital de Niños ¡y Niñas! Sor María Ludovica de La Plata funciona desde abril del año 2010 en las instalaciones de uno de los centros de atención de salud para agudos más grandes de la República Argentina.

El 6 de Noviembre de 2018 se llevó a cabo el 1er Encuentro Infancia Arte Salud Comunidad. Y continúo hasta que llegó la pandemia.

La invasión del ARTE recorriendo pasillos, patios, salas de espera y salas de internación, no sólo generó sonrisas y complicidades, generó SALUD. Como bien lo ilustró una mamá de Neonatología: «Esto es sanador». Además se llevan narraciones los jueves en la sala de diálisis, por las distintas salas y pasillos. Y comenzó a funcionar en el horario nocturno.

Bibliotecas Escolares. Proyecto Bibliotecas Paseanderas de Gral. Madariaga. Bs. As.

Link de contacto:

https://www.facebook.com/eamadariaga/photos/?ref=page_internal

https://www.facebook.com/pg/ciiemadariaga200/photos/?ref=page_internal

El proyecto inició en 2007 en el marco de los festejos del Centenario de la Ciudad. Los libros salen de las bibliotecas y van a toda la comunidad, de la mano de un bibliotecario-animador, desde un encuadre socializador. Los bibliotecarios escolares se proponen desarrollar una relación profunda con las  historias en un lugar diferente del aula. Por tal motivo en la fecha determinada, todas las bibliotecas escolares de la ciudad se encuentras en la Plaza San Martín a la espera de los alumnos de 1° ciclo del Distrito. El último año, antes de la pandemia, el lugar de encuentro fue el ámbito rural con igual dinámica.

Seguro que debe haber muchas otras bibliotecas que dejan entrar las palabras, los cuentos, puedes contarme escribiendo en los comentarios, me gustará leerte, pero hasta aquí dejamos por ahora. Te invito a que sigas pensando en esta palabra: Biblioteca. Porque también es verdad que allí encontraremos todos esos libros llenos de cuentos y de historias que podían salir luego de leerlos por tu boca.

¡Hasta la semana que viene! Seguimos en orden alfabético y la letra será la C.

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Claves para, Diccionario de narración oral, Narración oral, Nota

Diccionario de narración. Letra «A»

¿Cómo será la propuesta?

Vamos a formar un diccionario definiendo palabras relacionadas a la narración oral, cada jueves escribiré una palabra en una publicación en Instagram @emilcebrusa y Facebook @EmilceNarradora donde los seguidores pueden escribir sus saberes, pareceres, decires , definiciones. Dejaré por una semana la palabra en las redes sociales para darles tiempo al que quiera participar que piense y elabore su propia definición y a la semana siguiente colocaré la nueva palabra siguiendo el orden alfabético. Mientras tanto en el blog haré cada semana una nota con sus decires, y también agregaré reflexiones desprendidas de diferentes fuentes bibliográficas para seguir reflexionando y ampliando sobre el tema / palabra planteada en la semana.

Comenzamos con la letra A

Adaptar

Ellos han definido …

cuentacuentos_wilmer

ADAPTAR: producir nuestra versión de un cuento, para ser narrado desde la emoción e incluso de acuerdo al entorno

gracielaveronicajujuy

ADAPTAR es pasar un texto a la oralidad respetando el original, sin alterar su esencia, priorizando imágenes y acciones


la_nonna_marcela

ADAPTAR hacer que, lo mismo, a todos, nos quede cómodo, respetando nuestras características

Gracias por sus palabras y dedicar un tiempo al escribirlas y compartirlas. Gracias por sumarse a esta propuesta de construir y pensar juntos sobre nuestro oficio.

******

Adaptar es “modificar una obra literaria (…) para que pueda difundirse entre público distinto de aquel al cual iba destinada o darle una forma diferente de la original.”

Según la RAE

Pero ¿hasta dónde se puede modificar la obra? Adaptar es una tarea de cuidado: es parte del proceso de oralización, modificando el texto para ser contado, pero nunca empobreciéndolo al quitarle aquello que nos atrajo de él en primer lugar. Nuestro público nunca es tan diferente de aquel al cual la obra iba destinada.

Cuando elegimos un texto para narrar, ya sea un cuento popular o un texto de autor, tenemos que adaptarlo a la oralidad. Esto es necesario para establecer un buen vínculo con el público y mantener su atención minuto a minuto con una historia clara, de fácil comprensión y dinámica. 

Clases de adaptaciones:

  • Clásica: respeta el orden del texto, sus giros, sus tiempos, sus personajes;
  • Estilizante: respeta los núcleos centrales con algunas modificaciones;
  • Transgresora: le otorga al texto el signo contrario (por ej.: de tragedia a comedia; de la defensa de un valor a su condena);
  • Libre: el texto es un pretexto para contar una historia que poco o nada tiene que ver con el original. 

A la hora de elegir, es mejor y más fácil contar una historia en la que el narrador se enamora de lo que sucede en ella, que una en la que se enamora de la forma en que está escrita. Así será más sencillo apropiarse de un relato ajeno y pasarlo por la experiencia personal.

Algunas sugerencias:

  • Tratemos de registrar qué es lo que nos resultó atractivo del cuento elegido, de rescatar emociones, objetos, lugares, que den textura, olor y sabor a la historia.
  • Toda historia tiene acción. El protagonista la realiza. Los otros personajes son ayudantes u oponentes. Cuando esos personajes son muchos, distingamos los prescindibles de los imprescindibles.
  • Los núcleos de acción narrativa son grandes pulsos que hacen avanzar el relato. Hay que distinguir los que son irrenunciables, ordenarlos y remarcarlos. Podemos omitir información para agilizar la acción, abreviar descripciones, reemplazar texto por gesto. 
  • Recordemos también que hay muchos autores con un estilo propio bien marcado e inconfundible. En esos casos conviene rescatar algunas frases textuales que nos hayan encantado. Nadie dudará entonces de que se trata de un cuento de tal o cual autor y la historia conmoverá al espectador  como nos conmovió al leerla.

No hay un método único para adaptar un texto a la oralidad. Cada narrador debe encontrar su propio sistema.

Por una cuestión de respeto al público que nos escucha, debemos dejar claro a nuestros oyentes qué es y de quién es lo que estamos narrando, ya se trate de una adaptación o de una versión propia o de otro narrador (a quien ya le habremos pedido su autorización). 

Ahora les comparto un texto que me llegó en mis comienzos de formación de la mano del Maestro Claudio Ledesma.

El texto escrito, ¿es un texto sagrado?

Por Gustavo Roldan

Si hasta las palabras del buen Dios se interpretan de distintas maneras, quién puede hablar de la sacralización de un texto. No, por supuesto, nada es sagrado, pero eso no quiero decir que un texto pueda ser cambiado caprichosa y arbitrariamente.

El principio de cualquier traslación de un lenguaje a otro es el Cambio. Se modifica un texto para ser llevado al cine o al teatro, o para contarlo. Eso es imperioso y necesario. Pero, ¿qué se modifica? Por qué aquí esta el problema: “Hay que cambiar para que todo siga igual”.

Esta vez damos vuelta el sentido de la brillante y perversa frase del Gatopardo, que predica cómo impedir los cambios sociales. Sí, el texto puede y debe ser cambiado – traducido a otro lenguaje- para que siga diciendo lo mismo. Esto significa cosas muy concretas. Repito: para que siga diciendo lo mismo. Lo que en buen romance quiere decir que lo cambiable es el lenguaje para adecuarlo a otro tipo de manifestación. No en el sentido –espíritu, fondo, mensaje, etc. – 

De alguna manera contar un cuento –cuándo se puede, porque algunos se empeñan en ser leídos- es volverlo a su faz original, al estado primigenio de una historia, devolviéndole la música de las palabras, el manejo de los silencios, la gestualidad del rostro y de las manos. Nada más pausible y beneficioso para la literatura que proveerla de esos elementos que se pierden con la escritura.

Muchas, muchísimos siglos, entendieron que leer era leer en voz alta. Después nos fuimos olvidando mientras aprendíamos a leer en silencio y allí, seguramente por una falta de práctica, se nos fue desafinando el oído, hasta llegar a creer que con los ojos ya alcanzaba.

Nada más falso. La literatura es una música que debe ser escuchada.

Entonces la respuesta es muy simple: los textos escritos no son sagrados. Es más, están esperando –de nuevo, cuando se puede- que un contador de cuentos lo haga funcionar en plenitud, devolviéndoles lo que una necesidad práctica les hizo perder.

Pero la pregunta inicial, como todas las preguntas, puede tener múltiples significados.

Depende de quién las haga y a quienes las haga. Puede querer decir, por ejemplo, si el contador de cuentos tiene derecho a modificar la historia –a darle un final feliz cuando no lo tiene, a cambiarle la ideología, es decir, a cambiar el cuento-. No, no lo tiene. En ese caso está contando otro cuento. Y para eso, lo mejor es que elija ese otro cuento que quiere contar. En ese caso es una arbitrariedad y una falta de respeto y hasta una infracción a las leyes. Cualquiera sabe –cualquiera que quiera saber- que los derechos legales de un autor lo protegen de toda modificación que se haga de su obra.

Las obras no son sagradas, pero esto es una pregunta extremada y  con un sentido que pone al autor entre la espada y la pared. Y estar entre la espada y la pared –siempre- le pone a uno los pelos de punta, y casi, que lo invita a hacerse a un lado.

Hay mucho más material sobre el tema, pero hasta aquí dejamos por ahora. Te invito a que sigas pensando en esta palabra: ADAPTAR cada vez que llegue a tus manos o a tus orejas; ese cuenta que te encuentra, que te invita a ser contado.

Suscríbete

¡Hasta la semana que viene! Seguimos en orden alfabético y la letra será la B.

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Sigue leyendo «Diccionario de narración. Letra «A»»
Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

¿Qué título le pondrías?

Narrando en el programa de radio: Cuentos en el aire.
Foto del relato

Ella llegó una mañana, con su vestido de lanilla beige, sus zapatos de gamuza marrón, sus trenzas enroscadas sobre las orejas y una boina que le caía del lado derecho de la cabeza. Llegó con su equipaje lleno de chucherías y de sueños. Traía con ella una carta escrita con letra de mujer y unos papeles arrugados dando cuenta de su filiación. Tenía apenas unos catorce o quince años. 

Mi padre la hizo pasar a su estudio y allí se encerraron por varias horas. 

María, ese era su nombre. Era fruto de un amor de adolescencia. Mi padre, su padre, nunca supo de su existencia hasta aquella mañana. 

¿Cómo contar esta verdad sin herir a la familia? ¿Qué hacer con tantos datos tan bien contados por María? ¿Cuál sería la forma de proceder en estos casos? 

Nuestro padre salió como un rayo, dejando a María dentro de la habitación sentada en uno de los sillones junto a la biblioteca más alta del estudio. 

Mi hermano y yo entramos  para hablarle. La muchacha era tan linda que llamaba nuestra atención. La adolescente aguantaba  la angustia en silencio con la vista clavada al piso de madera. María, había decidido no hablar. Guardar silencio hasta que los ánimos se calmaran.

En la cocina se escucharon voces crispadas. Luego un fuerte portazo.

Desde ese día nada fue como antes. Convivir con una nueva integrante en la familia era complicado. 

Recuerdo que aquella noche todo fue distinto. La oscuridad lo cubría todo. Solo se podía ver algo a través del reflejo de la luna que entraba por la ventana.

En el piso de la cocina vi los trozos de la vajilla hecha añicos.  Escuché que  el agua de la canilla goteaba con un sonido rítmico, penetrante. Noté que el mantel de la mesa colgaba de un lado y del otro acariciaba el suelo. Sentí un escalofrío que me recorrió la espalda. Me quedé por un momento inmóvil, pensando, imaginándome horrorizado lo que había pasado allí. Busque la llave de luz y la accioné.   

Lo encontré tirado en el piso con un hilo rojo que le recorría la frente y terminaba en un gran charco oscuro debajo de la cabeza. Al otro extremo, la asesina sentada en una esquina con el mazo de picar carne entre sus manos y su vestido salpicado de sangre.  Pensaba que era María, pero no, era  su esposa, mi madre.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Hablemos de libros y de cuentos, Literatura, Narración oral, Nota

Llega la Maratón Nacional de Lectura 19° Edición

Fundación Leer se prepara para una nueva edición de la 19.a Maratón Nacional de Lectura

Cada mes de Septiembre en Argentina llega la invitación para participar de la Maratón Nacional de Lectura dónde narradores, libros, autores, ilustradores, docentes, bibliotecarios, niños, jóvenes y adultos nos encontramos para disfrutar de miles de historias. A mi me toca viajar virtualmente hasta el Colegio Inmaculada Concepción en la cuidad de Adolfo González Chaves, en la provincia de Buenos Aires donde nos encontraremos el 24 de Septiembre, al calor de los cuentos. Hace unos años los visité personalmente, esta vez lo haré a través de las ventanitas de la virtualidad. Estoy feliz… Pero les cuento un poco más de este evento nacional, porque quizá también ustedes se pueden anotar para participar. ¡Suerte!

El 24 de septiembre llega una nueva edición de la Maratón Nacional de Lectura de Fundación Leer. Todo está preparado para que chicos y chicas de todas las edades puedan disfrutar, desde sus instituciones o desde sus hogares, de talleres y actividades con autores, ilustradores y referentes del mundo de la literatura. También encontrarán libros digitales gratuitos para todos los gustos.

Fundación Leer presenta una nueva edición de la Maratón Nacional de Lectura: será el próximo 24 de septiembre bajo el lema Relatos se oyen al pasar. La literatura en boca de todos. Una nueva celebración para comunicar la importancia de la lectura en la formación de niños y niñas.

En esta renovada edición, chicos y chicas podrán acceder de forma gratuita a una plataforma virtual, segura y de fácil uso, donde encontrarán una dinámica agenda de actividades con reconocidos autores e ilustradores. Cada institución participante podrá organizarse para que los chicos y chicos disfruten de todas las propuestas generando instancias tanto presenciales como virtuales.

Las instituciones –escuelas, centros comunitarios, centros de salud, entre otras- que se sumen a la Maratón podrán acceder a más de 100 libros digitales en línea de los más reconocidos autores y editoriales que estarán disponibles para leer durante toda la semana del 24 de septiembre.

¿Cómo participar? Las instituciones interesadas en ser parte de esta gran celebración ya pueden inscribirse en: https://t.co/spNM93QTd7

Al registrarse, recibirán una Guía de Actividades y días antes de la Maratón un link para conectarse a las actividades virtuales.

En 2020, más de 10.000 instituciones se sumaron a la Maratón. Este año, Fundación Leer ya comenzó a prepararse para potenciar lo mejor de esta celebración y acompañar a las instituciones en este camino.

Espero tus comentarios si llegas a participar. Estoy segura que será una fiesta de la palabra.

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…

Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

Ilusión

Relato de la serie FotoNarrativa. A partir de una foto he escrito la historia.
Foto del relato: Ilusión

Alba acababa de cumplir los treinta y ocho y no encontraba el amor. Lo buscaba en distintos espacios, hasta en los más raros e insólitos, pero nada, no aparecía ningún hombre en su vida. Una prima lejana le aconsejó que consultara con una bruja, bueno, en realidad con una señora que leía  la borra del café. Alba se resistía, no creía en esa cosas. Pero los días, los meses pasaban y ella seguía sola. Todas sus amigas ya estaban en pareja, hasta algunas tenían varios hijos. Ella quería encontrar a alguien para compartir su vida, estaba harta de ser la solitaria, la solterona, la tía postiza de los niños de sus amistades.

Una mañana mientras tomaba su café, cómo lo hacía siempre, se acordó de la conversación de aquel día y se decidió. Total, ¿Que tenía que perder? ¿Y… si ganaba?¿Por qué tener miedo? Agarró el celular, buscó entre sus contactos el teléfono de esa parienta lejana y llamó.

    —Hola —la voz ronca de su familiar sonó del otro lado.

    —Si! ¿Juanita? Soy Alba. ¿Cómo estás?

    —Ah, hola, bien, muy bien. ¡Qué sorpresa!  Y… ¿Vos? ¿Todo bien?

   —Acá ando, no tengo mucho que contar…Pero.. Bueno en realidad te llamo para pedirte algo.

    —¿Qué necesitas?

   —Vos la otra vez me hablaste de alguien que lee la borra del café. ¿Te acordás?  Me podrías pasar su número.

   —¡Sí, claro! Es excelente, no sabés, hasta ahora todos los que la han consultado han quedado chochos. Bueno te paso el contacto por whatsApp así te queda para siempre.

   —Buenísimo. Gracias Juanita. Te mando un abrazo y espero verte pronto. —No era verdad, ella no tenía ninguna intención de verla pronto.

   —Yo también… dale. ¡Mucha suerte! Y espero que me cuentes como te fue cuando nos encontremos…  o me llamas ¿Sí?. Quiero estar al tanto. Bueno Alba. Que sigas bien. Chau.

   —Chau, gracias. —Y cortó.

El mensaje de WhatsApp le llegó enseguida. Agendó el nuevo número y a la tarde llamó. Estaba ansiosa, un poco nerviosa, nunca había hablado con una vidente. Era raro. Pero ya estaba jugada.  “No pierdo nada”, se decía para calmarse y convencerse al mismo tiempo.

*****

Marlen, la mujer que hacía cafeomancia, la citó un jueves a las 19 hs en un barrio alejado de la ciudad, pegado a un arroyo. 

Alba llegó con un poco de miedo, tocó el timbre en esa casa despintada y espero. Escuchó los ladridos de unos perros y el sonido de la llave al girar, entonces se abrió la puerta. Delante de ella vio a una señora de unos setenta y pico con una túnica de seda y un turbante en la cabeza. Alba no sabía si reírse o salir corriendo para volver a su casa. Pero la mujer le tomó la mano y la hizo entrar. Inmediatamente la llevó a un cuarto que olía a sahumerio viejo mezclado con olor a humedad y la hizo sentar en una silla al lado de una mesa redonda de madera. La vio salir y volver a entrar con una bandeja plateada, sobre ella traía una taza y una  cafetera de porcelana. Se sentó del otro lado de la mesa y le sirvió el café. Le pidió que lo bebiera y Alba obedeció, el café sabía a quemado, estaba espeso y amargo. Luego dio vuelta la taza sobre el platito de porcelana mientras recitaba algo con los ojos cerrados. Alba no terminaba de entender qué decía esa señora. Empezó a transpirar pero se quedó ahí, observando expectante. Cuando Marlen terminó el mantra, dio vuelta la taza y empezó a leer.

   —Veo un campo donde hay un gran árbol rodeado de animales…  Caballos. muchos caballos y un ojo de un hombre que está observando, te está viendo, Alba. ¡Sí! Está más cerca de lo que vos crees. Tenés que ir vos por él. Te está esperando. 

Esas fueron las palabras. La visita le salió más cara de lo que pensaba… pero bueno, si era para encontrar al amor de su vida, valía la pena pagar lo que sea.

Se fue manejando pensando en lo que le había dicho Marlen y en  los billetes que dejó en esa casa. 

Desde ese día Alba inició su búsqueda  por Google. No dejó de marcar en su calendario cada fiesta rural  o festival de campo. Comenzó la peregrinación por diferentes pueblos y pueblitos. Todos los fin de semana no dejó de preparar el bolso y salir a un lugar distinto por toda la provincia de Buenos Aires. Todavía no encontró ese ojo que la busca… pero ella no pierde las esperanzas. Mientras tanto ha conocido lugares maravillosos, comido asados exquisitos y ya es una experta en caballos.

Autora: Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Arte Arte al narrar Bebés Bibliotecas Buenas historias Canal de YouTube Capacitación Claves para COVID-19 Cuentacuentos Cuentos Cuentos de humor Cuentos en pantallas cuentos populares Cuidado Vocal cursosonline Decálogo Emilce Brusa Encuentros de cuentacuentos Entrevistas Festival de narración Festivales Internacionales Fonoaudiología Higiene vocal Historia Familiar Lectura en voz alta Leyendas Libros Libro Álbum Literatura Literatura Infantil y Juvenil Mis cuentos Mis escrituras Narración oral narración oral escénica Primera Infancia Primeros libros Programa de radio Qué narrar? Recursos Referentes de la narración oral Salud Textos Tradición Oral Viaje a…