Claves para, Narración oral, Nota

Recursos impresindibles para preparar un cuento

Elementos expresivos para usar a la hora de contar un cuento.

Todo narrador sabe que lo más importante a la hora de contar cuentos es la historia, pero cómo contarla es también algo que debemos trabajar para darle vida, color, calor a ese cuento que contarémos a un público que nos está escuchando.

Por ello, repasemos con que contamos y que debemos tener en cuenta para que el cuento crezca para atrapar, emocionar, acompañar a los que están en ese momento maravilloso, en una función de narración oral.

Las manos

Ellas expresan siempre algo. Y en los cuentos dan cuenta de lo que estamos expresando. Por ejemplo podríamos señalar algo específico, solo con el gesto. También las usaríamos para señalar algo o a alguien que se esté alejando. Usando diferentes ademanes.

Juega con ellas, dejalas expresarse. Seguro que encontrarás muchas y diversas maneras de decir sin palabras, sólo mostrando lo que quieras expresar con tus manos.

La voz

Dicen que la voz es el reflejo del alma. Cada voz es única y a la hora de contar cuentos la voz es nuestro instrumento fundamental. Pero hay que trabajarla, debemos combinar el tono, el volumen, el ritmo. La emisión debe ser clara para que el que nos escuche pueda entender lo que estamos diciendo. Explora tu voz, busca posibilidades que ella te da, escuchate para encontrar las voces de tus personajes de tus cuentos

Como profesionales dedemos cuidarla y entrenarla continuamente. Les recomiendo que lean la nota Higiene vocal de la Fonoaudióloga María Pinco Mat.2700

La mirada

Es la mejor manera de comunicarnos con el público. Nosotros, narradores debemos ver todo. Ver a todo el mundo que nos está escuchando porque la narración es comunicación, entonces debemos contarle a cada uno que nos está viendo y escuchando, con la mirada recorrer a todo el público porque de esta manera lo estaremos encorporando en la historia.

No debemos olvidar que ellos tambien nos están mirando, por lo cual debemos tener en cuenta donde nos paramos para no tener sombras y todos puedan ver los gestos, nuestras miradas.

El cuerpo y el rostro

Desde que nos paramos delante del público, nuestro cuerpo ya está comunicando algo. Contínuamente nuestro cuerpo está transfiriendo información, aunque muchas veces no somos concientes de ello. Por eso hay que pensar en ello y trabajar nuestros movimientos.

Hay tres niveles de expresión en relación al cuerpo: 1- El de la historia. 2- El de nuestra posición como narrador de esa historia. 3-El de nuestra posición como humanos expuestos ante un público. Este tema da para desarrollarla en otra nota, pronto escibiré sobre ello.

Juega con el cuerpo en el espacio. Prueba contar caminando, contar una historia y en un momento dado acercarte al público. Explora tus movimientos usando los gestos, baila las historias, siéntate, levántate, levanta los brazos, extira el cuello, agachate. Prueba contar subido en una silla. Acostado sobre una mesa. Prueba, ejercita las posibilidades y quedaté con las que sirvan para la historia que estás narrando. No olvides de tu rostro ponerlo al servicio de la historia.

Pero mucho ojo con las muletillas gestuales, por ejemplo el dedo acusador o esos gestos que ensucian la historia. También reconocer esos gestos que repetimos siempre, barralos de tus presentaciones para tener una comunicación limpia.

El silencio

Un buen silencio muchas veces expresa mucho mejor que un montón de palabras.

El silencio es un parrafo aparte por lo que te invito a entrar en la nota que hablo sobre ello con detalles.

https://vozycuento.com/2020/05/22/la-voz-del-silencio/

Espero que tomes un tiempo para trabajar todo esto en tus cuentos. Escribeme que te ha parecido la nota, y cuentame si han cambiado tus cuentos con estos recursos impresindibles.

Puntuación: 1 de 5.