Mis propios cuentos

Un cuento de Emilce Brusa

Lazos

Relato de la serie FotoNarrativa. A partir de una foto he creado la historia.

Se despertó de la siesta. Fue hasta el baño, se lavó la cara, palpó su piel marcada por las líneas de vida, se miró en el espejo del botiquín, vio en sus ojos pequeños  asomar el color gris celeste y sonrió, siempre la risa estaba presente en su vida.

Buscó en su ropero su vestido favorito, ese de lunares, el que usaba para los días especiales. Se vistió, se perfumó con fragancia de rosas y fue hasta la cocina. 

Eran las cinco en punto. Como cada tarde de su larga vida, Hermelinda preparó su taza de café, calentó los bollos de manteca y azúcar los colocó en  un plato, los dejó sobre el mantel y se sentó a la mesa. Miró a un punto fijo, sonrió como posando para una foto.

Su vida era una rutina, un día igual al otro. Menos los viernes que salía de su casa para la visita semanal, para ir a ver a su hermana Graciana.

Ese día no era viernes, era un miércoles por eso era un día especial, había preparado su bolso de florcitas, no quería olvidar nada, revolvía y repasaba que estuviera cada cosa que ella había seleccionado con esmero.

A las seis y media un remisse la pasaban a buscar. 

Graciana ya hacía un tiempo que vivía en un geriátrico. Tenía doce años menos que Hermelinda, pero esa enfermedad cruel no dejaba que fuera ella misma y sus hijos decidieron llevarla allí para que la atendieran como ella se merecía. 

Hermelinda llegó y la encontró sentada en un rincón del salón junto a otras señoras. Todas se encontraban con las cabezas gachas, mirando el piso. Hermelinda contuvo sus lágrimas y caminó hasta donde estaba su hermana. Buscó una silla y se sentó a su lado. Acomodó la cartera y abrió el bolso.

Primero sacó la cajita de música, le dió cuerda y comenzó a sonar “Para Elisa”. Graciana movió sus dedos como tocando un piano imaginario, como lo hacía en su piano de cola. Luego le dio una pluma de gallina y comenzó a contarle la anécdota del día que entraron al gallinero, sin permiso de sus padres, cuando eran niñas y robaron todos los huevos para venderlos a los vecinos para comprar las figuritas de moda, esas con brillantinas. De las corridas por toda la casa para que su mamá no las alcanzaran con la chancleta, Hermelinda lanzó una carcajada y su hermana la imitó. 

Más tarde buscó y sacó del bolso, la piedra gris de granito, redondeada y le contó de cuando la defendió de aquel muchacho que  querían besarla a la fuerza, del chichón que le salió al tipo ese,dejando ver  la frente elevada, morada, caliente, de cómo salió corriendo gritando y llorando como un niño. Del abrazo fuerte que se dieron ese día las dos entre lágrimas y risas. Hermelinda le tomó las manos, inmediatamente sintió una caricia suave.

Uno a uno iban saliendo los objetos y ella iba contando su historia, una medallita de la virgen niña, un caracol de mar, una puntilla blanca, tres pares de escarpines, dos celestes y uno rosa, un collar de perlas que le colocó sobre el cuello, un lápiz de labios rojo que dibujó  sus bocas, primero la de una, después la de la otra. 

Las horas iban pasando pero para ellas estaba detenido en otros tiempos, en ese tiempo que no tenía tiempo, el de los recuerdos compartidos, tiempo de vidas felices.

Por último sacó la caja de bombones. Le ofreció el de licor. Graciana se lo llevó a la boca y al morderlo levantó sus ojos y los clavó sobre los ojos de su hermana. Hermelinda sonreía, como siempre. Entonces Graciana habló: ¡¡¡¡Feliz cumpleaños!!!! 

Ese era el regalo que habían acordado hacerse, tiempo atrás, a partir de sus setenta. ¡Había recordado! Hermelinda sonreía feliz . En ese momento entró la enfermera con la torta. Todos le cantaron el feliz cumpleaños, comieron una porción cada una acompañada con  tazas de té. 

Hermelinda estrenaba sus 88 años, a la noche llegarías sus hijos, sus nietos y su flamante bisnieto. Ya podía festejar otro año más de vida!

Autora: Emilce Brusa

Cuento: LazosCC by 4.0Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s