COVID-19, Festivales/Encuentros, Narración oral, Nota

Cuentacuentos en tiempos de Covid-19

Es tiempo de re inventarnos. Tiempo dónde lo importante es la salud, nos quedamos en casa, cambiamos hábitos y costumbres. Hoy es momento de reflexión sobre nuestro oficio.

Las redes han colapsado de vídeos llenos de narradores del mundo entero contando cuentos desde sus casas, filmados con los recursos que cada uno tiene, y sus conocimientos de este lenguaje audio-visual. Han aparecido los Vivos, nuevos Grupos en Facebook. Por Instagram aparecieron los IGTV, las historias en Vivos en diferentes horarios.

Además se reinventaron los Festivales Internacionales realizados por Vivos de Facebook y por la plataforma Zoom. Los cuentos con # Hashtags. ¡Todo una revolución!

¿Qué está pasando con la narración oral?

¿Porqué este bombardeo de vídeo – cuentos? ¿Tenemos miedo que desaparezca nuestra profesión? ¿Nos favorece tanta exposición? ¿Qué pasa con los derechos de autor al dejar el cuento fijo para siempre? ¿Cuál es la finalidad de los festivales online? ¿Quién consume estos espacios? ¿A quién le estamos contando? ¿Tenemos conocimiento de este lenguaje audiovisual?¿Todo esto suma para nuestra profesión?¿Ganaremos público genuino cuando todo vuelva a la normalidad y nos reencontremos, otra vez, en diferentes espacios como ferias, bibliotecas, escuelas, teatros?

Creo que en los primeros momentos cuando el mundo ha parado de un día para otro, cada cual hizo lo que puedo y lo que quería. Nadie nos avisó que esto iba a pasar, no poder salir de casa para ir a trabajar, nuestras agendas detenidas marcan las funciones suspendidas, festivales y encuentros programados que quedaron frustrados, claro que nos ha dejado muy preocupados. Entonces surgieron acciones como las que describí más arriba, como salvavidas o sogas donde aferrarnos para no ahogarnos en el mar de incertidumbre. Claro que luego de transitar más de 40 días de confinamiento, aquí en Argentina, llega la hora de la reflexión y replanteo. La verdad que todas esas preguntas rondan por mi cabeza y no logro encontrar respuestas para todas, si de algunas, y voy a dar mi opinión. (Espero sus comentarios con sus respuestas debajo de esta nota)

Un día leí que contar es poner algo a salvo

Lo creo. Los cuentos son sanadores porque permiten sentir emociones y transmitirlas. Sentir y encontrar sentido, simbolizar, sublimar e identificarse con ellos. Bruno Bettlheim pone en relieve la función liberadora y medicinal de los cuentos de hadas.  Gabriel García Márquez dice que la vida es lo que contamos de ella. Si podemos cambiar el relato, podemos cambiar la vida. Los cuentos y los cuentacuentos son muy importantes siempre, porque el arte sana. Por eso creo que vale todo en estos momentos, pero sin perder el norte. Que cuando esto pase, poder volver a mirar y reflexionar, en relación a qué dejar para siempre y qué borrar. Darle valor a nuestro trabajo, si decidimos grabarnos hacerlo con ayuda de profesionales, que sepan de edición que sean expertos en este lenguaje audio visual, para que nuestras narraciones sean de calidad. Tener mucho cuidado de los cuentos de autor que filmamos con o sin autorización, porque podemos tener un gran problema con este tema. Lo aconsejables es narrar textos de tradición oral los que viajan de boca en boca y de oído a oído.

Estoy convencida que la voz humana, las miradas, la presencia y el calor del encuentro en torno a los relatos generan todo acto vivo que es la narración oral, permiten reavivar esa voz que cuenta, que despierta imágenes y muestra mundos a través de las palabras.

Pero que pasa cuando no hay un otro para contarle esa historia que nos gusta tanto. Cuando nos encontramos enfrente a una cámara de foto o la de algún teléfono, no se a ustedes, pero a mí me saca las ganas de narrar. Lo he intentado pero no me sale, me falta la complicidad del público, creo que no se transmite nada, es como si un cubo de hielo me recorre la espalda, entonces me puse a pensar… y si grabo audios, qué efecto produce en mí y en el que los escucha del otro lado. Lo comparé con otros tiempos, cuando las familias se reunían al rededor de la radio para escuchar esas historias de vidas tan parecidas a las de ellas. Lo probé y me gustó, lo compartí en redes y la devolución fue buena. Ahí la narración entraba perfectamente, se sentía cómoda.

Y comencé a grabar podscat “Regálate un cuento” con los elementos que tenía, un grabador de voz del celular, un lugar dónde no hubiera mucho ruido entonces salieron los cuentos para todas las edades. Buscar el sentido, el para qué, porqué, para quién, supongo que es la clave para que lo que hacemos durante la cuarentena tenga fundamento, base y no traicionarnos en hacer por hacer o con el solo hecho de mostrarnos. De allí también cómo narrar y que cuentos contar, una buena selección, donde la historia sea lo importante. Más adelante cuando esto pase buscaré un estudio de grabación con toda la tecnología necesaria para la búsqueda de calidad.

También creo que es valioso cuando participamos a pedido de alguna organización o organismo que siempre ha tomado la narración de cuentos con el fin sanador, como el caso de Arte y Salud del Hospital de Niños La Plata que muchos narradores habitualmente, también invitados, vamos por las distintas salas llevando historias a los pequeños. Está vez que el Hospital está ocupado organizando y centrado en la lucha contra la pandemia, no pueden olvidar y poner foco en los niños que están en sus casas aislados y de allí surgió la idea de invitar a diferentes narradores a sumarse al “proyecto de Arte y Salud del hospital de niños de La Plata en este presente que nos demanda calma, cuidado y conciencia.”. Les dejo el link para que den una vuelta. https://www.facebook.com/pg/Arte-y-Salud-Hospital-de-Ni%C3%B1os-La-Plata-534984759970705/videos/?ref=page_internal

Miro vídeos de colegas (que disfrutaba de sus espectáculos antes del confinamiento) pero ahora mi atención decae, no llego a verlo completo, me falta el calor del encuentro. La mirada fija del cuentacuentos en un punto ciego, que no logro descifrar a quién mira, a quién le habla. Me distraigo preguntándome, quién mirará estos vídeos, será que se filman para un público genuino o será para que solo lo miren otros colegas. Tendrán miedo de desaparecer si no se muestran. Nunca tendré la verdad de esas respuestas y seguirán dándome vueltas por la cabeza, para distraerme del vídeo – cuento.

Entonces… ¿Cuál sería el lugar? ¿Para qué narrar en redes?

He encontrado una plataforma o mejor dicho una red social que se asemeja bastante a lo que pasa en nuestras funciones de cuentos y es la Historia en Vivo por Instagram, porque la gente se va sumando, uno puede leer sus comentarios, también da la posibilidad de si surge alguna pregunta, referida al cuento, poder tomar la respuesta escrita, para enriquecer el relato, y todos pueden leer la respuesta, además del narrador. Y para mí lo más importante del Vivo de Instagram es que da la opción de borrarlo al terminar la transmisión o dejarlo colgado por tan sólo 24 hs. La motivación es saber que del otro lado hay alguien que nos ve y escucha, que espera cada martes el Ratito de cuentos Online y sobre todo las devoluciones por privado, donde las familias mandan sus audios, sus escritos con fotos de lo que sucede en ese “Ratito” en sus hogares. La inquietud es qué contar cada martes, algunas veces he realizado post para que la gente vote, otras anuncio unos días antes dando pistas sobre qué cuentos narraré. Eso es lo más complicado, porque sé que del otro lado hay niños pequeños, sus hermanos un poco más grandes, jóvenes, adultos, docentes, bibliotecarios y narradores. Tengo en claro que esto durará lo que perdure el aislamiento.

Al otro día del primer vivo

Festivales, Encuentros, Hashtags

Me pregunto que resultados han tenido los Festivales Internacionales trasmitidos por Zoom o por Vivos de Facebook. Narradores sentados desde sus sillones o sillas de sus casas. Qué finalidad tienen y para qué público son pensados, cómo medir todo esto, no? Tendrán financiación? Quién se beneficia? Se venden a las escuelas? Nos favorece tanta exposición? Yo no encuentro respuestas. Si alguien las tiene, espero leerlas en los comentarios. Este tema da para seguir pensando y reflexionando. Seguramente pronto habrá otra publicación para seguir profundizando.

Vamos terminando…

Un gran narrador es aquel que sabe observar, saber ver, para luego poner en su voz, las palabras para describir y contar lo que sucede. No solo narramos literatura. En estos tiempos creo que lo mejor es aprovechar los espacios virtuales para contarnos la vida misma, anécdotas cotidianas, observar por ejemplo que está pasando en casa, y a fuera, cuando vamos a hacer las compras. Para que quede testimonio. Para cuando salgamos todos para cuando podamos darnos el abrazo y nos reconozcamos como más humanos.

Puntuación: 1 de 5.

Entrevistas, Narración oral, Nota

ENTREVISTA A IRMA CASTERAS – Narradora de París, Francia.

Conocí a Irma en el 4° Encuentro Internacional de Narración Oral. “Congresales de la Palabra” que se llevó a cabo del 25 de Julio al 1 de Agosto de 2019 en la Provincia de San Miguel de Tucumán, Argentina. Dónde recorrimos distintos espacios llevando historias a diferentes públicos, invitadas por el grupo de narración: ” TucuCuentos Solidarios”.

Separadas por un océano, pero unidas por la pasión de narrar a viva voz.

Comenzamos!

La entrevista la realizamos a través de compartir mails y por WhatsApp. Que la disfruten!

Para comenzar esta entrevista me gustaría que eligieras un cuento breve que te represente

Este cuento lo llevo contando hace 15 años. Es el cuento de una princesa que nace muy fea, sus padres la esconden detrás de velos, porque les da vergüenza. Cuando la princesa cumple 15 años un hada  dice que puede hacer que la joven sea linda pero con la condición que tenga lágrimas en los ojos. La princesa de la decepción arranca a llorar  y se vuelve bellísima. Pero cuando para de llorar otra vez se vuelve fea. 

Aquí les dejo la narración del cuento favorito de Irma

¿Cuál es para vos el principal objetivo de un narrador oral escénico?

Crear imágenes en la mente del público, para que viajen a un mundo donde todo es posible. Un mudo donde todo acaba bien, en el cual siempre hay una solución. Yo quiero decir a la gente que hay “otros posibles”. 

Por eso cuento cuentos de la tradición oral, cuentos maravillosos como los decimos en Francia. Cuentos de las 1001 noches por ejemplo.  Porque son una concentración de enseñanzas. Su simbolismo universal, han sido construidos tras los siglos de boca en boca, habla directamente al inconsciente.  Además cada uno puede entender y aprender lo que quiera. Ese cuento de la princesa fea que me gusta tanto, hace 15 años que lo cuento y sigo descubriendo nuevas enseñanzas, mensajes, significados escondidos.  Se que en América latina os gusta narrar cuentos de autores de la literatura, para mi no tienen el mismo impacto. Pero tampoco soy “purista”, pienso que una cuentacuentos puede tomar libertades y cambiar ciertas cosas, por ejemplo he cambiado el final del cuento de la princesa fea, porque acabar diciendo que la pobre sigue toda su vida llorando encerrada en una torre, eso no corresponde a mi sensibilidad feminista. En mi cuento ella se libera sola, siendo libre es feliz  y muy bella porque en sus ojos ahora tiene lágrimas de felicidad. No se si tomáis tanta libertad con vuestros cuentos de autores. De cierta forma me considero como autora. 

¿Qué recursos utilizas al narrar? ¿Narras  sola o trabajas con alguien más? ¿Para qué público están destinados tus espectáculos? ¿Dónde los presentas?

Narro para todos los públicos, pero en gran mayoría para los niños.   En Francia solemos montar espectáculos de una hora más o menos y los vendemos así sin posibilidad de cambiar o cortar cuentos. Los pensamos como una obra, a nadie se le ocurre sacar  un trozo de cuadro pintado. Los montamos con un o una directora, con una creación de luces si podemos. Yo tengo varios espectáculos acompañada por un músico. La mayoría de las y los cuenteros en Francia se han organizados en compañías como en el teatro. Presentamos nuestros espectáculos en bibliotecas sobre todo, pero también en teatros municipales, privados, centros culturales, muy poco en escuelas. 

¿Cuántos años hace que trabajas de este oficio de la palabra?¿Cómo comenzaste a narrar? ¿Podrías dejar los link de tu página Web y redes sociales? De este modo,  los lectores podrían  buscarte y seguir tu trabajo.

Comencé hace 20 años exactamente, como amateur. Muy rápidamente pase a profesional, para vivir y dedicarme sólo a montar espectáculos y actuar en ellos. Cuando era joven quería ser actriz pero me di cuenta que no era mi mundo. Luego trabajé en guarderías y con los niños pequeños me di cuenta de que lo que me gustaba era contar cuentos. Como narradora no necesito ser dependiente de un director para trabajar. Eso es lo que me atrajo más, la libertad que da este arte, elegir el tema, escribir el espectáculo, montarlo. En el escenario ser libre porque es mi palabra y nadie me dice cómo tengo que hacerlo. 

Aquí está el link para contactar con Irma.

https://www.danstouslessens.eu

La narradora argentina, Ana Padovani en su libro: “Escenarios de la Narración oral”, plantea que es importante que el narrador encuentre su voz, seguramente en francés la has encontrado fácilmente pero… ¿Cómo es contar un cuento en otra lengua? 

No se que quiere decir encontrar su voz, supongo que quiere decir encontrar su “cuentera”. Es un camino muy largo, no se si lo he encontrado todavía, hay que poder hacer un balance entre ser natural y al mismo tiempo ser narradora en un escenario delante de un público. Es una situación en que tenemos que dejar hacer una parte que es su mismo  y al mismo tiempo no. (No se si me expreso correctamente, me cuesta en castellano). 

Contar en otra lengua es una experiencia extraña, narrar supone utilizar mucho vocabulario y matizar la gramática. Cuando narras en un idioma que no es tu lengua materna te ves limitada, como encerada, porque las palabras justas no te vienen rápidamente, entonces te ves obligada a ir al punto, eres más impactante. La restricción te lleva  a la libertad. Me siento más libre contando en castellano, soy definitivamente, otra narradora. 

 Tu repertorio en español ¿es el mismo que los que cuentas en francés?¿Cómo te apropias de la cultura que atraviesa ese cuento para transmitir emociones, tonos, complicidad con el público? ¿Traduces tus cuentos favoritos o seleccionas cuentos en su idioma original?

 Si, traduzco cuentos de mi repertorio francés, pero los acorto bastante porque no tengo toda la libertad para improvisar como en francés. 

Me adapto al público, por ejemplo se que os gusta mucho el francés y la cultura francesa entonce incluyo detalles de mi cultura, amplío la línea. Soy consciente con mi acento de ser “la francesa” y doy al público lo que quiere, un viaje a Francia.  Traduzco mis cuentos, porque un cuento y una narradora es una historia de amor, tampoco puedes amar docenas de seres ! Por eso tengo un repertorio con pocos cuentos, unos quince para adultos

¿Cómo ves el movimiento de la narración oral en tu país?

En Francia el movimiento como disciplina del escenario empezó el final de los años 70. Todavía somos una disciplina muy joven, nos falta mucho para ser reconocidos en nuestra particularidad. 

Hoy el mundo atraviesa la pandemia del COVID- 19  y debemos quedarnos en casa, entonces qué hacer para generar trabajo, ¿Tienes nuevos proyectos  para este año tan particular? ¿Cuáles y cómo los llevas a cabo?

De momento en Francia no podemos hacer nada, ni siquiera ensayar. Yo no puedo crear en casa, necesito estar en un sitio dedicado, neutro, también necesito trabajar con ayuda de una persona que me vea desde fuera. Explicar cuentos a un muro es la cosa más difícil para mi. Intentamos trabajar un nuevo proyecto con un músico por videoconferencia, pero no es lo mismo. 

 ¿Cómo ves el futuro, piensas que este movimiento que se generó a través de las plataformas (Festivales y Encuentros desarrollados por diversas plataformas online en vivo), ¿continuarán? ¿De qué modo? ¿Tendrán financiación? 

La verdad para mi la narración es un arte del escenario en vivo, es muy aburrido escuchar cuentos más de 5 minutos en vídeo. No pienso que tendremos mucho público para eso. Si perdemos la relación con el público perdemos el alma de nuestro arte. Para mi narrar es estar consigo mismo, con el público y con el cuento a la vez. Estos día grabo vídeos, pero la verdad, no le veo mucho interés. No pienso que continuará esa forma de narración, pero quizás vaya equivocada, jajajaja !

Hablemos de festivales, se que has asistido a muchos. ¿Qué características tienen los que asistes en tu país? ¿Qué diferencias encuentras en los festivales internacionales de Latinoamérica a los que has asistido? 

Antes de criticar quiero decir que cada vez que participo a un festival en Latinoamérica me llevo recuerdos para toda mi vida. Es una suerte poder descubrir e intercambiar con narradoras de culturas distintas. Pero me da pena ver como tratan a los artistas en vuestros países.  Tampoco digo que en mi país todo sea perfecto para los artistas.

En mi país los festivales me compran un espectáculo de una hora, que en su mayoría de la veces, la han visto ya. Te pagan por actuar y por todos los gastos. No entiendo porque en Latinoamérica invitan a tantos narradores al mismo tiempo (15, 20 o más !)  En Francia no se invita tantos, así pueden dar un sueldo, porque todo trabajo merece sueldo. Para mi os explotan ! Es tremendo. Es que la calidad depende también de la profesionalización, y ella surge del hecho de pagar a los artistas para que puedan dedicarse totalmente a su arte.  

Nos puedes contar alguna anécdota, algo que te haya sucedido durante tu participación.

Soy de familia catalana, entonces a veces narrando en castellano, confundo y digo una palabra en catalán. Un día ,contaba un cuento y al momento, me doy cuenta que iba hablando de una “poma y sentía que el público no entendía del todo.Poma es catalán, en español es manzana ! nos reímos mucho. 

 Un deseo que quieras compartir con nosotros.

Volver a contar en Latinoamérica, me enamoré hace dos años de ese continente y solo pienso en volver.  También sueño con invitar a narradoras y narradores latinoamericanos en Francia, por eso trabajo en crear una nueva disciplina : la traducción de cuenteros en vivo por otro o otra narradora. 

Muchas gracias Irma Casteras por tus respuestas. Espero pronto volver a encontrarte personalmente y continuar haciendo lo que tanto nos gusta hacer: NARRAR!

Entrevista realizada por Emilce Brusa

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota, Salud vocal

Higiene vocal para profesionales de la voz. Atentos cuentacuentos.

Pautas para una Buena Higiene Vocal

Porqué tu salud me importa y sabiendo que la voz del narrador es nuestro instrumento principal para llevar a delante nuestro trabajo. Consulté a María Ester Pinco -Fonoaudióloga – Mat.2700

La conocí en el Encuentro “Los Cincuenta que Cuentan” en Tapalqué (Provincia de Buenos Aires) en el año 2016 y nos rencontramos el año pasado (2019) en el 4° Encuentro Internacional de Narración Oral – “Congresales de la Palabra” en San Miguel de Tucumán, dónde en ambos encuentros impartió talleres muy interesantes, sobre el cuidado de nuestra herramienta fundamental: la voz.

¿Cuál es el objetivo de una buena Higiene Vocal?

¿Cómo eliminar e identificar los factores que causan abuso o mal uso de la voz?

¿Cómo promover conductas adecuadas y sanas?

Para contestar estas preguntas nada mejor que consultar a un profesional. A leer con atención y practicar todo lo que nos recomienda María.

Los profesionales de la voz hablada, como nosotros los narradores orales, somos más vulnerables a los trastornos de la voz por el uso intensivo y muchas veces indiscriminado que realiza del aparato fonador.

Algunas conductas abusivas son: Hablar en ambientes ruidosos, hablar mucho, hablar con un volumen elevado, hablar con esfuerzo durante un proceso inflamatorio, chillar, carraspear o toser de manera forzada.

¿Cómo puedo definir la “higiene vocal”? Como aquellas normas o pautas encaminadas a facilitar la prevención de alteraciones de la voz evitando la conducta de esfuerzo o abuso vocal, para conseguir un uso racional y saludable del sistema fonador.

Pautas para una Buena higiene Vocal

María Ester Pinco recomienda:

*Mantener una Postura Corporal correcta, sentir el cuerpo en Equilibrio, no llevar los hombros hacia atrás, ni estirar el cuello hacia adelante

*Relajar el cuello y la cara.

*Tomar de  2 a 3 litros de Agua por diarios

*Dormir 8 horas, es fundamental el Descanso

*Consultar a la Médica/o Otorrinolaringóloga/o cuando haya Disfonía, Cansancio Vocal, alteración al tragar o al respirar.

*Consultar a la Médica/o Gastroenteróloga/o, cuando se sienta, acidez, ardor estomacal, mal aliento, etc. 

*Evitar los irritantes para la garganta y el estómago, como picantes, bebidas muy frías o muy calientes, lugares contaminados con humo y Polvo.

*No Fumar, cigarrillos de nicotina, ni de mariguana

*Antes de usar la voz Profesional, no consumir Bebidas Gaseosas o Cerveza, para evitar Eructos en Público, Si es necesario, usar caramelos sin azúcar, evitar los de miel, o blandos.

*Evitar el Carraspeo, es preferible una Tos suave, para movilizar las flemas

*Intentar NO superar el ruido ambiente, de música, motores, tráfico, tanto el lugares abiertos como cerrados, utilizar micrófonos.

*No hablar con la boca llena, ni con goma de mascar, o caramelos.

*Utilizar el Volumen y el Tono de la Voz óptima. No hablar Fuerte, ya que esto lleva a un Cansancio Vocal.

*No hablar muy rápido, y recuerda Respirar

*Ubicar bien la Voz, y NO bajar la intensidad en el final de la frase, la última sílaba debe escucharse igual que la primera.

_____________________

Nota realizada por Emilce Brusa – Responsable del contenido María Ester Pinco. Fonoaudióloga – Mat.2700. Quiero agradecer su aporte, también su predisposición a sumarse con sus conocimientos y su profesionalismo a este blog.

Puntuación: 1 de 5.

Presentación

¿Quién soy? ¿Qué es VozYcuento?

Soy Emilce Brusa soñadora, narradora oral escénica, docente que siempre busca nuevas apuestas y desafíos. Hoy comienzo este blog con mucho entusiasmo. Con la propuesta de acercar y aprender sobre el mundo de la narración oral, junto a ustedes, queridos lectores .

Comienzo a publicar mi primera entrada con mucha emoción. Espero que puedan disfrutar de cada nota, cada entrevista, cada evento para que cada día este sueño crezca y entre todos armemos una red de intercambio, llena de historias y experiencias.

¿Por qué es necesario leer éste blog?

Este blog es para esas personas que como yo, aman el milagro que sucede en ese encuentro con los cuentos a viva voz.

  • Porque proporciona contexto a los nuevos lectores y a los narradores.
  • Porque te ayudará a concentrarte en tus propias ideas sobre tus cuentos y en lo que quieres hacer con ellos.
  • Porque conocerás a grandes personalidades del ambiente de la narración oral.
  • Entonces surgen las preguntas: ¿Encontrarán nuevos relatos? ¿Por qué deberían leer este blog?¿Para qué? Será que… ¿Aprenderán algo nuevo? ¿Mi aporte le servirá a otro narrador? ¿Quiénes serán los entrevistados? ¿Qué me aportarán?

Las respuestas pueden ser corta o larga, una introducción de la vida del narrador que cada uno es, una declaración de unión alrededor de aquellas voces que fortalecen al mundo con sus historias, un manifiesto de cara al futuro como Scherezade en las mil y una noche. Pongamos en marcha este plan para contar cuentos interesantes, para continuarlos en cada función para que la magia de tu voz llene ese cuento y se haga grande.

  • Vamos! Recorramos este blog desde hoy, para seguir creciendo en este oficio maravilloso. ¿Me acompañas?

Únete a 2.498 seguidores más

Sin categoría

Auto-entrevista – Para que me conozcan un poco más

Se me ocurrió que la primera entrevista sería original hacérmela a mi misma para luego sí seguir con grandes narradores reconocidos, bibliotecarios, escritores en le mundo entero.

  • Para comenzar esta entrevista me gustaría que eligieras un cuento que te represente.

“El tango de Juana” es de mi autoría y creo que me representa en algún sentido por su personaje (Juana) es soñadora, cree fervientemente en que todo puede hacerse realidad con esfuerzo, con esperanza, con pasión y sobre todo con amor. Juana es muy parecida a mí.

Acá les dejo un pedacito…

“El tango de Juana”. Un cuento mío, narrado en el espacio de Susana Lino. Bello recuerdo ❤

Una publicación compartida de Narradora Emilce Brusa (@emilcebrusa) el 9 Ene, 2020 a las 4:33 PST

  • ¿De qué manera se despertó en vos el deseo de contar historias?

Durante mucho tiempo narré cuentos como docente del nivel inicial. Siempre cuento la anécdota de cómo empecé, el hito que me llevó al mundo de la narración oral escénica. Yo era directora provisional de un jardín de infantes designada en un mes de junio. Un jardín grande donde los días de actos escolares era terrible, porque se juntaba mucha gente, los chicos se agotaban de ver participar a todas las salas, un caos… pero como yo era nueva no podía hacer cambios, observaba y aprendía a conocer a esa comunidad educativa. Así transcurrimos ese año, hasta llegar a las fiestas de fin de año. El último miércoles invitamos a los egresados con sus familias y habíamos colocado una tarima para ubicar a los niños, salió hermoso. Al otro día, jueves, era la fiesta de los nenes de 3 y 4 años, que habían preparado una murga y sólo faltaba el viernes, último día del ciclo lectivo y por tercera vez estaban citadas las familias y sólo quedaban mis palabras de despedida y el cambio de banderas de los nenes de 5 a los de 4. Yo pensaba antes de ir ese día al jardín… “algo tengo que hacer” y se me ocurrió narrar un cuento de tradición oral y pedirle a las maestras que lo dramatizan sobre la tarima (ya que estaba en el salón de actos, por qué no?). Por suerte las docentes se animaron y en ese acto se logró lo que nunca se había logrado… la atención y un silencio admirable tanto de niños como de adultos. Luego vinieron las felicitaciones… Entonces pensé, si con ese cuento (que lo conté tantas veces a mis alumnos) logré ésto, ¡¡¡Tengo que estudiar!!!. Durante esas vacaciones estuve buscando dónde y en marzo del 2009 comencé a tomar talleres con el profesor Claudio Ledesma y no paré más, vinieron muchos más talleres. Comencé además de narrar para niños (mi público favorito y más honesto, porque si no les gusta, se paran y se van, ja), narré a  adolescentes y adultos. Y el destino hizo que ahora sea mi principal profesión. Y puedo decir que vivo del cuento, bueno de contar cuentos ja.

  • ¿Existen técnicas para apropiarse de los textos de otro autores y adaptarlos a la oralidad?

Si, hay muchas técnicas para apropiarse de los textos de otro autores y siempre hay que adaptarlos a la oralidad, porque son dos lenguajes distintos y cada uno tienen sus particularidades y reglas. Nunca se estudia un cuento de memoria, sino que hay mucho trabajo de mesa, de adaptación del texto antes de presentarlos en  los diferentes espectáculos. Cuando se cuenta  lo que te atraviesa, lo que te conmueve, lo que te divierte, lo que te mueve y sobre todo cuando encontrás buenas historias, esos cuentos que cuando los lees no podes guardarlos  para vos sola y tenes que contárselos a otros, se te escapan solos. Esos cuentos que te los crees como verdaderos, esos son los mejores para elegir, sin dudas!

  • ¿Cuál es tu experiencia a la hora de tomar las imágenes que emergen de un cuento para secuenciarlas en un relato oral?

Mi experiencia a la hora de tomar las imágenes que emergen de un cuento para secuenciarlas en un relato oral es ver el cuento como si fuera una película, la cual se  va proyectando con sus escenas, pero que son pura acción para que la historia avance y no aburra al que esté escuchando y que esa persona que esté ahí pueda formar sus propias imágenes del cuento, además es importante y necesario armar una especie de partitura para darle matices a la voz que cuenta.

  • ¿Cuál es el principal objetivo de un narrador oral escénico?

El principal objetivo de un narrador oral escénico es lograr la comunicación con el público. Qué el que te acompaña en ese momento disfrute tanto como vos de esa historia. Que después de la función se vaya pensando en esos personajes, en esos mundos y que si tiene ganas de volver a ellos sabe que puede ir al libro y encontrar ese cuento en una librería, o en una biblioteca o  pedírselo a alguien o a algún amigo para poder leerlo. Pero ya en la intimidad de la lectura. Por eso siempre después de la función o durante, decimos el nombre del cuento y su autor, aclarando que es la versión oral del mismo.

  • ¿Cómo vivís la narración de tus propios cuentos?

 Hace poquito que me animé a escribir mis propias historias, sobre todo para narrarlas al público adulto. Lo vivo como cualquier otro  cuento, siento como si esos personajes fueran de carne y hueso a los que les pasan cosas como a todos los humanos y ahí encuentro sus sentimientos, sus alegrías, sus tristezas, sus vidas.

  • ¿Dónde entendés que nacen las historias que merecen ser contadas?

Todas las historias pueden ser contadas no hay límites para la narración oral escénica, no sólo se pueden contar las obras literarias, se puede contar película, una anécdota y hasta se puede narrar la vida misma, esas vidas que si no se cuentan se pierden. Por ejemplo los tiempos de nuestros abuelos y abuelas que quizá esas voces, por su época, si atravesaron la guerra, ese horror, o la inmigración, estuvieron silenciadas. La narración oral puede ponerle voz a muchas historias.

  • Un deseo que quieras compartir con nosotros.

Que esta pandemia que nos toca vivir pase lo más rápido que se pueda y el resultado sea con la menor cantidad de víctimas, que nos sirva como un gran aprendizaje donde cada uno pueda ser más solidario, más responsable, más humano. Darnos cuenta que nos necesitamos unos a  otros para salir adelante, así de esta forma nuestras vidas podrán volver a la cotidianidad y vuelve a encuentros con la palabra, con los cuentos. Que se puedan contar buenas historias después de todo esto.

Puntuación: 1 de 5.

Únete a 2.498 seguidores más

.

Sin categoría

¡A festejar! 10 años contando cuentos profesionalmente.

El sentido más profundo reside en los cuentos de hadas que me contaron en la infancia, más que en la realidad que la vida me ha enseñado.

F. Schiller

Poeta, dramaturgo, filósofo, historiador y editor alemán

Este año es un año especial en muchos sentidos y no por ello, hay que dejar de festejar. Por eso, abrir este blog que es parte del regalo que quiero compartir con todos ustedes.

2020 vino muy diferente, muy movilizador. Los narradores debemos estar adentro de nuestras casas, como todos, por la pandemia mundial de COVID-19. Hemos tenido que parar funciones, re-inventarnos para seguir contando cuentos a través de las pantalla, han habido fogones internacionales de cuentos por la vida y se han citado a los narradores en las distintas redes sociales donde ahora allí, abundan las historias.

Pero estoy de festejo! 10 años de cuentos, 10° Aniversario como narradora. Por lo cual sigo pensando en varios proyectos que de a poco serán posibles hacerlos realidad. Uno es dar a conocer mi página web que está a punto de nacer y desde ese sitio ofrecer diferentes cursos online sobre cómo aprender a narrar y sobre mediación lectora.

Otro, que ya salió a la luz es crear el programa: “Regálate un cuento” un podcast en las plataformas de iVoox y Spotify narrando cuentos para todas las edades, hay cuentos para bebés y también relatos para los adultos mayores.

Abrir un blog en el que publicaré notas de interés, entrevistas, eventos y muchas cosas más, para todos los narradores, docentes, bibliotecarios donde puedan leer sobre el maravilloso mundo de la narración oral “VozYcuento – Arte al narrar y acá estamos!

Los demás proyectos estarán saliendo después de la cuarentena, cuando pase todo lo que estamos viviendo. De todas formas siempre hay proyectos que emergen de las dificultades, por lo que se me ocurrió la semana que se anunció el aislamiento social preventivo y obligatorio (emergencia sanitaria) ofrecer  todos días martes a las 19 hs. (hasta nuevo aviso) por mi cuenta de Instagram @emilcebrusa una mini función en Vivo de cuentos para niños y sus familias al que denominé: “Ratito de cuentos Online”.

Elegí este lugar para encontrarnos porque es lo más parecido a una función de cuentos, a pesar de no verlos sé que están del otro lado y después de 24 hs. desaparece, como son las funciones con público presente, son efímeras: empiezan y terminan en un tiempo determinado.

Y me llevé una grata sorpresa, porque después del Vivo, la gente comenzó a contarme lo que pasaba en sus casas, niños que contestaban a mis preguntas, pedidos relacionados a los cuentos narrados y hasta una mamá me mandó un audio donde la niña me contaba y enumeraba a todos sus amigos que iba a invitar para el próximo martes. Muy contenta de poder sumar mi humilde granito de arena en estos tiempos difíciles.

Espero que luego que esto pase, pueda seguir visitando escuelas, centros culturales y bibliotecas, con funciones de cuentos. Comenzar los seminarios / Taller de narración oral presenciales. Y poder participar a varios encuentros y festivales de narración oral que me han invitado para este año. Para hacer una gran fiesta por mi aniversario!

Únete a 2.498 seguidores más