Narración oral, Nota, Sección: Viaje a... Nos cuenta...

Viaje a Uruguay

Nos cuenta Margarita Cuadro Pini

Conocí a Margarita en este 2020, al participar en distintos Festivales Internacionales, por Zoom, la plataforma más usada en este año tan particular, donde el quedarme en casa no fue quedar aislada, sino que me dió la posibilidad de viajar virtualmente y descubrir narradores de diferentes países. Así fue, que desde Uruguay, Margarita estuvo de viaje conmigo y pudimos conocernos. Y sobre todo pude disfrutar de sus cuentos y de su experiencia en este mundo de palabras. Hace unos días le escribí por WhatsApp para invitarla a realizar otro viaje, un viaje a través del Blog: Vozycuento, en la sección Viaje a… Nos cuenta… y pronto obtube su respuesta afirmativa. Aquí se las presento!

¿Cómo ves el movimiento de la Narración Oral en tu país?

Primero quiero felicitarte Emilce por este proyecto tan acertado en estos tiempos. Es un puente de unión sin dudas, con narradores del mundo entero. Segundo, agradecerte por la invitación a esta entrevista.

En cuanto a la pregunta, creo que la Narración Oral en Uruguay, lleva poco camino recorrido, si la comparamos con otros países de Latinoamérica y del resto del mundo también.

No podemos ignorar a Francisco Garzón Céspedes como un referente de quien todos nos abastecimos.

Soy egresada de la Escuela Caszacuento, del Teatro Solís, bajo la dirección de Niré Collazo. Aquí comencé a incursionar por esta ruta de la palabra transformada en cuentos, en historias. Es esta Escuela que ha crecido en estos últimos años, generando espacios culturales, Festivales, Encuentros, Talleres, tanto para niños en las escuelas como para adultos, dándole la importancia que se merece la narración oral en la capital y el interior del país. También ha crecido la narración como disciplina artística. Otros lugares en el interior del país, como San José, tiene sus espacios, escuela Caszacuento, feria del libro, Carpa de la Palabra.

En la Ciudad de la Costa, en Canelones, hay una gran movida de la Narración Oral a través de la Escuela de Cuentería a cargo de Beatríz Santesteban y su festival en el marco de la feria del libro anual, de su librería El Altillo. Incentivando cursos y talleres a cargo de prestigiosos narradores extranjeros.

El narrador uruguayo se inclina a la narración de autor literario más que a la tradición oral.

También sé qué a nivel de primaria, se ha incentivado a los niños a la lectura y a contar cuentos, formando clubes de narradores, espacios con colegas especializados, al frente.

¿Cómo es el panorama en relación a los espacios donde se narra?

Hay diferentes espacios: las escuelas y colegios, niveles primaria y secundaria por un lado. Luego, variados lugares como: Ferias del libro, Festivales y Encuentros de Narradores, Residenciales de ancianos, Centros Culturales, Teatros, Librerías, Bibliotecas, Museos, Boliches, Espacios al aire libre, plazas.

En todos estos ámbitos la Narración Oral ha cobrado prestigio.

¿Cómo es el panorama en relación a los diferentes públicos que asisten a los espectáculos de narración oral? 

Siempre me tocó contar frente a un público muy respetuoso. Hablo sobre mi experiencia. Ya sea para niños, jóvenes o adultos. Los niños están más acostumbrados a escuchar cuentos.

En cuanto a la Narración Oral escénica, hay quienes no la conocían o confundían con teatro y quedan encantados con ella. Hay quienes creían que era declamación o lectura de cuentos y también la descubren favorablemente.

Nuestros mayores escuchas son mujeres, aunque poco a poco se van sumando los hombres.

¿Los organizadores culturales del estado de tu país promueven la Narración Oral con identidad propia, o la incluyen como parte accesoria de otras disciplinas artísticas?

El Teatro Solís, últimamente, la reconoce como identidad propia, a través de los Festivales “Cuentos por la Paz” realizados por Caszacuento, en dicha institución.

También es reconocida en las Ferias del Libro en la Intendencia de Montevideo y San José principalmente. Esta última con “La Carpa de la Palabra”, donde transitan escuelas durante el día y adultos en las funciones tardecitas noche. También en la Feria del libro en la Ciudad de la Costa organizada por librería El Altillo.

¿Qué tipo de repertorio utilizan la mayoría de los narradores? Me refiero si cuentan tradición oral o cuentos de autor.

El uruguayo cuenta más cuento de autor que de tradición oral generalmente.

¿Cuáles son los autores favoritos a la hora de narrar? ¿Cómo manejan el tema del derecho de autor? ¿Solicitan autorización para contar sus obras?

Mario Benedetti y Eduardo Galeano, son sin dudas los más contados y los más conocidos. Otros elegidos son José Morosoli, Julio César Castro (JUCECA), Francisco Espínola, Horacio Quiroga, Felisberto Hernández, Juana de Ibarburu, Idea Vilariño, Delmira Agustini, Circe Maia, Mario Delgado Aparaín, Mauricio Rosencof, Lía Schenck. Y me quedan muchos en el tintero.

Muchos de estos autores han sido invitados al finalizar los cursos en la Escuela Caszacuento y cada generación que egresa lleva el nombre de un autor uruguayo. Por ejemplo, la mía, es generación Mario Benedetti, ya que coincidió con el año de su fallecimiento.

No hay problemas con los derechos de autor. Se pide autorización a Agadu (Institución encargada del tema) o se paga un porcentaje destinado a dicha institución, en los Espacios o Centros Culturales donde se lleven a cabo espectáculos de narración oral escénica.

Hablemos de festivales. ¿Cómo se organizan, qué características tienen en tu país? 

El Festival más conocido es “Cuentos por la Paz”, que se realiza cada dos años en el Teatro Solís por Caszacuento, bajo la dirección de Niré Collazo. Con la participación de narradores nacionales e internacionales.

Como dije anteriormente en el marco de ferias del libro también se realizan Encuentros de Narración. En San José en “La Carpa de la Plabra” también bajo la dirección de Niré Collazo.

En la Ciudad de La Costa se realiza anualmente en el marco de la Feria del Libro de “El Altillo”, organizado por Beatríz Santesteban, un Festival de Cuentería con narradores, escritores, artistas, nacionales e internacionales.

Estos Festivales y Encuentros están destinados para todo público, siendo también una oportunidad de aprendizaje para los narradores, a través de sus talleres y conversatorios, dictados por grandes maestros de la narración.

¿Qué es para vos, contar cuentos? ¿Qué es la Narración Oral?

Empecé a contar historias en mi ámbito de trabajo, sin ser narradora. Trabajaba en el área de la salud como fisioterapeuta y noté que los cuentos eran una herramienta terapéutica excelente a la hora de desempeñar mi trabajo. Con ellos lograba una gran empatía con el paciente, confianza y comunicación. Me involucraba con su situación y en muchos casos aliviaba su dolor.

Luego cuando cursé en la Escuela de Narración, logré fusionar mis dos profesiones de una manera inseparable. Adquirí técnica. Descubrí un mundo increíble en otros espacios culturales y artísticos.

Actualmente, jubilada hace un año, estoy dedicada exclusivamente a la Narración oral y a la escritura.

Cuento porque mi vida es más linda con cuentos. Porque creo en la palabra como herramienta de comunicación, de entrega, de resistencia, de libertad, de solidaridad y compromiso. Contar es un acto de amor. Los cuentos e historias nos interpelan, nos sanan. Han sido redes y puentes para sostenernos y vincularnos, en momentos difíciles, como ha sido este 2020, tiempo de pandemia, de encierro. La Narración Oral es la primera forma consciente de comunicación literaria. Es el arte más antiguo del mundo. El contador de historias, a pesar de la tecnología, sigue encantando, sigue transmitiendo un legado precioso. Los cuentos narrados, nos incentivan la imaginación, la creación de nuestra propia imagen, la fantasía y el hábito de escuchar. La Narración Oral es una expresión artística. Es una disciplina que propicia encuentros con otros y con uno mismo. Nos da sentido de pertenencia, de identidad. Es tan necesaria como el aire que respiro, al día de hoy para mí.

Cuéntanos cómo comenzaste a narrar. ¿Quiénes fueron tus maestros?  ¿Qué es lo que tiene que tener el cuento para que sea perfecto para incorporarlo en tu repertorio? Con la pandemia, ¿cómo sigue el trabajo de los narradores? 

Como dije en la pregunta anterior, comencé a narrar en mi trabajo, en el hospital, sin ser narradora profesional. Todos somos narradores en definitiva. Algunos nos comprometemos más técnicamente con el oficio. Cursé durante tres años la Escuela de Narración, Caszacuento, con la profesora Niré Collazo, con quien sigo vinculada actualmente en cursos para egresados y talleres. Gran referente en Uruguay.

Integro la Escuela de Narración y Cuentería Narrapalabra de Argentina bajo la dirección de Alejandra Oliver Gulle, desde el año pasado. Cursando todo este año en forma virtual. Comencé a vincularme con ella, a través del “Oid Mortales” en Córdoba y en “El Alma Cuenta” en Uruguay, donde Alejandra Oliver, invitada por Beatríz Santesteban dicta cursos y talleres. Realicé con Alejandra Oliver, el taller de escritura Creativa, Semillas en su Tinta, modo virtual, con un libro colectivo como fruto final. Sin dudas que Alejandra Oliver Gulle es un gran referente para mí, con quien sigo vinculada en su Escuela.

También tuve la oportunidad de viajar y aprender en Festivales y Encuentros, de grandes maestros como Mayra Navarro y Elvia Pérez de Cuba. Carlos Genovese de Chile, Ana Padovani, Ana María Bovo, Claudio Ledesma y Eduardo Chaves en Argentina. José Campanari de España. Germán Jaramillo de Colombia.

Con el cuento debo encontrarme y enamorarme. De esta manera nos habitamos y exploramos, el tiempo necesario para salir al ruedo y contarnos. Mostramos nuestro sentimiento, como una pareja de enamorados.

Debo conmover al escucha y conmoverme yo. Esa es la finalidad. Lejos de vanidades y didactismos. Con humildad y entrega de algo tan bello como la palabra hecha cuento. Aliviar miedos y dolores. Sanar.

Hay autores que admiro y de quienes me nutro a la hora de elegir cuentos. En esta época de pandemia hubo una explosión de la narración oral en las distintas redes sociales y plataformas virtuales. La palabra no calló. Tuvimos que aprender nuevas tecnologías, que sirvieron de puentes de unión y conexión con el mundo entero. Nos faltó “la mirada”, sin dudas, tan importante para los narradores, pero logramos igual una mirada virtual, que es mejor que la nada. Logramos mayor participación en Festivales y Encuentros en diferentes países que estaban limitados en números de participantes, en modo presencial o limitados económicamente a la hora de viajar.

Cuando todo pase, contaremos como antes, presencialmente, pero sin dudas que el modo virtual seguirá interactuando, de aquí en más, logrando llegar a lugares que de otro modo sería casi imposible. Seguirá nuestra voz iluminando y abriendo canales de comunicación. Seguiremos los cuentacuentos, sin callar. Comprometiéndonos.

Puedes dejarnos tu página Web o tus redes sociales para que los lectores puedan contactarse contigo.

Dejo mis redes sociales y mi mail para conectarme con quien desee: Facebook: Margarita Cuadro Pini  – Instagram: cuadropini

Mail: margaritacuadro@gmail.com

Y para terminar:  Un deseo que quieras compartir con nosotros.

Deseo que la Narración Oral siga conectando y uniendo al mundo entero. Que la palabra a través de cuentos e historias, sea red de sostén, resistencia y solidaridad en todos los tiempos. Que sea rescate de la identidad y memoria de los pueblos.

Gracias colegas narradores, cuentacuentos, artífices de la palabra, organizadores y gestores de estos encuentros, por estar siempre apoyando, por estar siempre sumando, para que no quedemos atrás, en estas épocas tan difíciles, generando así, un compromiso ético.

Muchas gracias Margarita por contestar las preguntas. Fue un viaje delicioso por el mundo de la narración oral en Uruguay. Me quedo con una frase que me ha conmovido y es también mi sentir, aquí la replico: “Cuento porque mi vida es más linda con cuentos”. ¡Cuánta verdad, en esas palabras, querida narradora! Gracias por tu tiempo, dedicado a realizar este viaje. Espero que los caminos de los cuentos nos de la oportunidad de darnos un abrazo, esos de los de antes, esos abrazos de carne y hueso, esos abrazos tan necesarios y que tanto se extrañan en estos tiempos.

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota, Referentes de la narración oral

Francisco Garzón Céspedes

Referentes de la narración oral – Nueva sección en el blog.

Seguro que lo has sentido nombrar o leído su nombre en el mundo de los cuentacuentos. Sobre todo lo reconocerás si te digo que él introdujo un término nuevo a la hora de denominar nuestro oficio, lo llamó: “Narración Oral Escénica”. Yo lo he conocido a través de las voces de diferentes narradores reconocidos y he leído algunos de sus libros, que son maravillosos, se los recomiendo. Empecemos!

Pequeña biografía.

Nació en Cuba, en 1947. Es escritos y artista. Cubano – español, con doble nacionalidad. Es licenciado en Periodismo y comunicólogo. Fundó y desarrolló el movimiento de Narración Oral Escénica (NOE) y fue Director General de la Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE). Académico de la Academia de las Artes Escénicas de España. Recibió el Premio Iberoamericano “Ollantay”, condecorado y reconocido nacional e internacionalmente. Ha recibido Premios Nacionales de Literatura y de la Crítica. El primero en ver, a la vez, la oralidad narradora artística desde la oralidad y no desde el centrismo de la escritura, desde las ciencias de la comunicación y no sólo desde lo expresivo, y desde lo que puede serle adecuado de las leyes de la escena, pero diferenciándola del teatro; todo al proponer al mundo y crear la narración oral escénica. Se ha presentado en muchos de los más importantes Festivales. Periodistas y especialistas, de país en país, han calificado a Garzón Céspedes no sólo como el “más famoso y mejor de los narradores orales” sino como el más significativo, como el teórico que cambió el curso de la oralidad artística.

¿Cómo define, él, a la narración oral escénica?

La narración oral escénica, es la renovación del antiguo arte de contar y la fundación de un nuevo arte oral escénico comunicador —de contar con todos, desde todas las fuentes posibles y en todos los espacios para potenciar la comunicación oral en la sociedad—. Una propuesta que nació en 1975, cuando este artista cubano codirigía «La Peña de Los Juglares», en La Habana y a partir de sus numerosísimos viajes por América Latina y España, extendiéndolo recientemente por Europa, acompañado de José Víctor. «Un arte en el que por primera vez la narración oral es vista desde la oralidad y no la escritura, desde las ciencias de la comunicación de masas y las leyes generales de la escena, pero tajantemente no las del teatro».

¿Cuáles son las armas de un narrador según Francisco?

Las armas del narrador oral son la voz, los gestos y las palabras. Quien narra es una persona transparente que vive la pasión por contar todos los días con bondad y al mismo tiempo implicada en el trabajo constante para lograrlo. El narrador se entrega a un proceso abierto, donde el cuento se lo cuenta a sí mismo para instantáneamente contarlo con su público interlocutor. Cada vez que alguien cuenta lo hace desde su personalidad; es decir, no interpreta ningún papel. Es un instante de desnudez en el que cuenta con su propia vida.

La comunión profunda que se establece entre quien narra y escucha nace de la comunicación humana y oral artística. Una comunión que, es total, incomparable, irrepetible y —diría— perfecta, porque abarca toda la razón y el sentimiento de quienes comparten ese momento. La comunión entre el público interlocutor y el narrador oral escénico se define en el ‘aquí y ahora’ de la oralidad, la responsabilidad que implica contar oralmente. También es necesario devolverle socialmente aún más el valor que merece el arte de contar cuentos orales. Es la herencia de la tribu que comulgaba entre sí en el encuentro con el cuentero comunitario y sus historias. Es la experiencia que revela la condición humana de ser sociales y colectivos, que nos recuerda que comunicarnos es comprender y comprendernos.

¿Qué es la oralidad para Garzón Céspedes?

La oralidad es una imagen hablada que establece un proceso de comunicación con uno o más interlocutores presentes físicamente en el mismo aquí y en el mismo ahora. La oralidad no es el simple hablar expresivo en voz alta. Oralidad es comunicación. La oralidad es la comunicación por excelencia. La oralidad es con el otro, no para el otro. La oralidad no es nunca de una sola persona. La oralidad es en plural. La oralidad es la suma de la vida. La oralidad es una dimensión tangible de la comprensión. La oralidad debe estar sustentada en las convicciones de los interlocutores. La oralidad es una forma de la lealtad. La oralidad es el camino natural a la lectura. La oralidad permite que contar oralmente sea inventar y/o reinventar la palabra, la voz y el gesto de los sueños y de las verdades. La oralidad es una pista desde donde se despega hacia adentro y hacia el otro. La oralidad es una lupa hacia dentro de cada interlocutor. La oralidad es la piedra de toque de la comunicación humana; honra, el honrarla. Las interacciones en la oralidad están hechas de esa espuma que conforta el corazón y engrandece la razón. La oralidad permite que contar oralmente sea complicidad y comunión. Contar oralmente es compartir la confianza. La oralidad más completa comparte lo que somos. La oralidad es el cauce de lo humano vivencial. La oralidad como cuento oral no es únicamente una historia, es una circunstancia. La oralidad es la clave del futuro. A partir de su surgimiento la oralidad es de todos los tiempos. Es la oralidad, en sí y como formación y primero que la enseñanza oficial, la clave para forjar un mundo mejor de ética y justicia con todas y todos. La oralidad nos hizo los humanos que somos, es comunicación entre interlocutores. La oralidad es hoy, como ha sido desde siempre y será para siempre, nuestro principal y más poderoso medio de comunicación. La oralidad es la llave que definirá la calidad venidera de la condición humana y que medirá la excelencia de los humanos en los tiempos por venir. La oralidad es la salida del laberinto.

Algunos de sus libros que no podés dejar de leer

El arte escénico de contar cuentos: la narración oral escénica. Francisco Garzón Céspedes (1991)

Teoría y técnica de la narración oral escénica. Francisco Garzón Céspedes (1995)

Oralidad escénica: los errores más frecuentes de los narradores orales escénicos. Francisco Garzón Céspedes. (2006)

Cómo aprender a contar oralmente y a comunicarse mejor: el arte oral escénico de contar. Francisco Garzón Céspedes (2011)

La pasión de contarlo todo: teoría y técnica de la narración oral escénica. Francisco Garzón Céspedes (2013)

Hasta aquí un poco de este referente de la narración oral, pronto llegarán más, en esta nueva sección que hoy nace para todos ustedes, mis lectores. Dejame un comentario para saber tu opinión y valorá la nota calificando en las estrellas. Gracias!

Puntuación: 1 de 5.

Narración oral, Nota

Patrimonio cultural inmaterial. ¿Considera a la narración oral?

Escuché hablar del patrimonio inmaterial o intangible en el XXVII Festival Internacional de Narración Oral “Hablapalabra” en Nuevo León – Monterrey, México en marzo de 2019 en la voz de la Maestra Rosa Marta Sánchez, cuando podíamos viajar y realizar funciones presenciales. Luego de investigar y profundizar sobre el tema les comparto esta nota.

¿Qué es el patrimonio cultural inmaterial?

 El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos, sino que comprende también tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Pese a su fragilidad, el patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización. La comprensión del patrimonio cultural inmaterial de diferentes comunidades contribuye al diálogo entre culturas y promueve el respeto hacia otros modos de vida.

La importancia del patrimonio cultural inmaterial no estriba en la manifestación cultural en sí, sino en el acervo de conocimientos y técnicas que se transmiten de generación en generación. El valor social y económico de esta transmisión de conocimientos es pertinente para los grupos sociales tanto minoritarios como mayoritarios de un Estado, y reviste la misma importancia para los países en desarrollo que para los países desarrollados.

¿Qué se considera patrimonio inmaterial?

El patrimonio cultural inmaterial o “patrimonio vivo” se refiere a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación.

Vemos algunos ejemplos

Las tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a los descendientes, artes de espectáculo, prácticas relativas a la naturaleza, sabiduría y técnicas artesanas, etc, son algunos ejemplos de patrimonio cultural inmaterial. Es así que se considera patrimonio cultural inmaterial a manifestaciones y expresiones culturales vigentes como las siguientes: Lenguas y tradiciones orales. Fiestas y celebraciones rituales. Música y danzas.

Entónces , el patrimonio cultural inmaterial es:

  • Tradicional, contemporáneo y viviente a un mismo tiempo: el patrimonio cultural inmaterial no solo incluye tradiciones heredadas del pasado, sino también usos rurales y urbanos contemporáneos característicos de diversos grupos culturales.
  • Integrador: podemos compartir expresiones del patrimonio cultural inmaterial que son parecidas a las de otros. Tanto si son de la aldea vecina como si provienen de una ciudad en las antípodas o han sido adaptadas por pueblos que han emigrado a otra región, todas forman parte del patrimonio cultural inmaterial: se han transmitido de generación en generación, han evolucionado en respuesta a su entorno y contribuyen a infundirnos un sentimiento de identidad y continuidad, creando un vínculo entre el pasado y el futuro a través del presente. El patrimonio cultural inmaterial no se presta a preguntas sobre la pertenencia de un determinado uso a una cultura, sino que contribuye a la cohesión social fomentando un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a los individuos a sentirse miembros de una o varias comunidades y de la sociedad en general.
  • Representativo: el patrimonio cultural inmaterial no se valora simplemente como un bien cultural, a título comparativo, por su exclusividad o valor excepcional. Florece en las comunidades y depende de aquéllos cuyos conocimientos de las tradiciones, técnicas y costumbres se transmiten al resto de la comunidad, de generación en generación, o a otras comunidades.
  • Basado en la comunidad: el patrimonio cultural inmaterial sólo puede serlo si es reconocido como tal por las comunidades, grupos o individuos que lo crean, mantienen y transmiten. Sin este reconocimiento, nadie puede decidir por ellos que una expresión o un uso determinado forma parte de su patrimonio.

¿Dónde está el patrimonio cultural inmaterial en la narración oral?

La encontramos en los mitos, en las leyendas, en los acontecimientos o sucedidos de siempre, dónde deben asumir las herramientas escénicas contemporáneas para ser divulgados, ser conocidos y valorados. En muchas notas he hablado sobre que hoy no podemos acercarnos a los niños con historias de la misma forma que ayer. Necesitan una adaptación, no en el fondo, sino en la forma que la brindamos. Bruno Bettelheim, psicoanalista americano, respondiendo al cansancio de estar repitiendo los cuentos ancestrales, señala: “En realidad, si abordamos superficialmente los cuentos, ellos tienen poca cosa que enseñarnos sobre las condiciones de vida de la sociedad de masa que conocemos hoy en día, estos cuentos fueron creados mucho antes de su advenimiento, pero tienen infinitamente más cosas que enseñarnos sobre los problemas interiores del ser humano y sus soluciones que cualquier otro tipo de historia.” Lo más valioso no es que sea el Patrimonio Inmaterial de una leyenda o un mito, que al fin y al cabo es la forma, sino que con el avance tecnológico, el Patrimonio Inmaterial verdadero que debemos preservar es la voz hablada, es el escucharse, es el compartir la conversación que nos concreta como pares y que en sus temas, crea identidad.

Ahora te pregunto, ¿Tienes en tu repertorio mitos o leyendas? ¿Te animas a enviarme el video narrándolos para luego subirlo al canal de Youtube https://www.youtube.com/channel/UCOSycL3cB21Q75GFx2yyyTw?view_as=subscriber? Espero que sí. Aquí te dejo el mail para enviar tu narración vozycuento.artealnarrar@gmail.com

Puntuación: 1 de 5.